Ser feliz es cuestión de actitud

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La mayoría de las personas nos pasamos la vida buscando la felicidad, pero pocas veces creemos alcanzarla. Es que, el ser humano por definición nunca se sentirá satisfecho. Para algunos, la felicidad es como un control remoto: la perdemos a cada rato, nos volvemos locos buscándola y muchas veces sin saberlo, estamos sentados encima de ella… ¿Entonces, qué es felicidad? La Real Academia Española define felicidad como la suerte de ser feliz, la satisfacción, el gusto… como el estado de ánimo que complace la posesión de un bien. Aun así, para mí, felicidad es cuestión de actitud.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Afortunadamente, existen algunos pequeños hábitos que te ayudarán a sentirte más feliz, motivado y exitoso a lo largo de tu vida:

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Practica alguna actividad física: Cuando realizamos ejercicio liberamos endorfinas, las cuales nos ayudan a liberar el estrés y ser más optimistas. Sin duda, los deportes son una excelente clave para tener una buena calidad de vida.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Desayuna: Algunas personas se saltan el desayuno por falta de tiempo o para evitar engordar. Lo cierto es que realizar la primera comida del día te da las energías necesarias para empezar la mañana con buen pie, pues te ayuda a pensar y desempeñar exitosamente tus actividades.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Agradece a la vida todo lo que tienes: Cada uno de nosotros es afortunado en un montón de cosas que muchas veces no apreciamos. Puedes escribir en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad, y releer la lista cuando sientes que nada está bien. ¡Enfócate en las cosas buenas!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Sé asertivo: Pide lo que quieras y di lo que piensas. Ser asertivo ayuda a mejorar tu autoestima y comprensión del mundo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Gasta tu dinero en experiencias: Aunque a veces creamos que comprar un montón de cosas nos hace sentir mejor, el efecto es a corto plazo. Si inviertes tu dinero en viajes, cursos y clases tendrás nuevas experiencias que te mantendrán feliz por mucho más tiempo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Pega recuerdos bonitos, frases y fotos por todos lados: Llena tu nevera, tu escritorio, tu cuarto, TU VIDA de recuerdos bonitos y mantenlos siempre presentes.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Usa zapatos que te queden cómodos: Si te molesta el calzado y te duelen los pies, tu mal humor irá aumentando progresivamente a lo largo del día. Usa zapatos cómodos y evita el mal rato.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Escucha música: Está comprobado que escuchar música despierta deseos de cantar y bailar, y estos deseos te van a alegrar la vida.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Arréglate y siéntete atractivo: ¡Ponte guapo/a! El sentirte bien contigo mismo y la percepción que tienen los demás de ti te hará sentirte más feliz.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

¿El sólo tener un día más para vivirlo no es suficiente felicidad?, ¿por qué no empiezas a ser feliz ahora? La verdad, es que la mayoría de las situaciones que nos rodean nos darán felicidad si nos proponemos a aceptarlas y disfrutarlas cuando llegan. La felicidad está en nuestra mente más que en nuestro corazón. Hay que vivir la vida tal como viene porque siempre habrá algo que la haga mejor y auténtica. Recuerda que después de la tormenta siempre llega la calma.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Si la Real Academia Española define la felicidad como un sentimiento, para nosotros felicidad es el hábito de enfrentar la vida con actitud positiva y una buena sonrisa.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

El saludable hábito de tomar café

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Te despiertas por la mañana y vas directo hasta la cocina, enciendes el fogón y te preparas un delicioso café matutino. Llegas al trabajo, y antes de subir a la oficina, pasas un momentico por la cafetería. Nunca puede faltar ese cafecito de media mañana, que te tomas con los amigos para interrumpir un poco el curso del día. Luego del almuerzo, un café por favor, para no caer en la hora del burro. A las cinco de la tarde, igual que los ingleses tienen su hora del té, tú tienes tu hora del café para compartir una buena tertulia con algún amigo. Y cuando finalmente ya estás en casa, te preparas un último café para acompañar las páginas de tu libro favorito.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]El café es uno de esos productos que empiezas a probar por imitación, porque desde pequeño todos los mayores que tú lo toman habitualmente y comienzas a pensar que si todos lo beben debe ser delicioso. Finalmente lo pruebas y a primera impresión es desagradable, parece un poco amargo. La verdad sólo lo sigues tomando porque forma parte de un acto social. Cada vez te va gustando más y entonces te das cuenta de que sí, realmente es estimulante y te hace sentir bien. Comienzas a saborearlo, a apreciar todos sus matices, su aroma… y acaba siendo un momento placentero del día.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Posiblemente este sea nuestro hábito más significativo cada mañana, mediodía o tarde. El café es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. ¿Pero qué tiene? Afortunadamente, al contrario de las creencias populares, tomar café diariamente es bueno para la salud.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Tomar café es un saludable hábito que te hará sentir más feliz

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]¿Sabías que el café te hace más inteligente? El cerebro funciona de forma más eficaz después de tomar café, la cafeína aumenta el tiempo de reacción, la atención, el estado de alerta y el razonamiento lógico. Por eso, algunas personas piensan que la mañana no comienza hasta tomar su primer café. También es bueno para el hígado, especialmente después de tomar alcohol.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El café contiene muchos antioxidantes. Aunque las frutas y los vegetales también los contienen, muchos preferimos una taza de café en cualquier momento del día.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Por otra parte, el café calma, alivia o suaviza el dolor de cabeza, según cada consumidor. Además, tiene la capacidad de mejorar el asma y las alergias, y evitar la formación de cálculos renales o piedras en los riñones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]El consumo de café está relacionado con una baja tasa de suicidios. Tomar entre dos y tres tazas de café por día puede reducir el riesgo de suicidio en un 50%. La razón es que el café actúa como un antidepresivo porque interviene en la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina. En otras palabras, el café te hace sentir más feliz.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El café también tiene efectos médicos alucinantes. ¿Sabías que tomar café reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2? De acuerdo con la Sociedad Americana de Química, las personas que beben cuatro o más tazas de café por día reducen las posibilidades de tener diabetes tipo 2 en un 50%. Además, cuanto más café se consuma más se reduce el riesgo. Asimismo, ¿sabías que puede disminuir el riesgo de padecer ictus, párkinson, alzhéimer, gota y otras patologías cardiovasculares y respiratorias?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En pocas palabras, tomar café es un hábito saludable, delicioso y placentero.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Hábitos para mejorar la experiencia en las redes sociales

[vc_row][vc_column][vc_column_text]El hábito de utilizar las redes sociales se ha convertido, poco a poco, en una necesidad. A lo largo del día revisamos una y otra vez nuestros perfiles e interacciones en las diferentes redes sociales que frecuentamos. Algunas de las más utilizadas suelen ser WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Es un hábito maravilloso, pero requiere de algunas reglas básicas para que no generen malos entendidos. Por ejemplo, las dos reglas de oro señalan que es importante no relegar el contacto personal y no hacer nada de lo que no se estaría orgulloso en el mundo no virtual. Pero existen otras reglas que nos permiten comunicarnos mejor:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][prkwp_styled_title prk_in=”No escriba con faltas de ortografía” align=”Left” title_size=”Medium” use_italic=”No” samba_show_line=”Yes”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]Las redes son gratuitas, no necesitamos acortar las palabras ni eliminar las letras. Cuando se escribe con errores gramaticales se pierde credibilidad. Tampoco es necesario corregir a otros, nadie tiene la potestad de ridiculizar a aquellos que se han expresado mal intencionadamente o sin darse cuenta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][prkwp_styled_title prk_in=”Ser prudentes con todo lo que expresamos” align=”Left” title_size=”Medium” use_italic=”No” samba_show_line=”Yes”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]Sobre todo con las fotografías que compartimos con los demás. Lo que ahora nos puede parecer gracioso, dentro de un tiempo puede que no. Además, todo lo que se cuelga en la red puede ser guardado por otros, y aunque lo eliminemos, puede ser utilizado en nuestra contra por otros usuarios cuando lo deseen. También es importante no publicar nada sin permiso de aquellos que aparecen mencionados en comentarios o fotografías. Forma parte del respeto a su intimidad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][prkwp_styled_title prk_in=”Pensar las cosas dos veces antes de escribir y contestar, ser pacientes” align=”Left” title_size=”Medium” use_italic=”No” samba_show_line=”Yes”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]Si un comentario nos parece ofensivo, es recomendable no contestar de forma inmediata. Espere un rato, redacte, relea, mida las consecuencias de lo que va a decir y piense cómo puede afectar a los otros usuarios. Lo mejor es que en lugar de entender un comentario como un ataque personal, intente verlo como una aportación distinta a su opinión.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Otra forma de llevar las redes sociales de la mejor manera posible, es preguntarnos cómo queremos ser vistos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Las redes sociales, sobre todo para los adolescentes, se han convertido en un potenciador de la falsa seguridad, confianza y autoestima. Con tal de ganar seguidores y me gusta, venden su cuerpo al diablo, pero aunque parezca que sí, todo no vale. Muchas personas pierden el pudor y la vergüenza cuando se expresan a través de las redes sociales, ya que estas le presentan una imagen impersonal y quizás un poco anónima, pero no es necesario cruzar límites. De lo contrario, se pueden convertir en un juego peligroso.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][prkwp_styled_title prk_in=”Sea sincero pero a la vez proteja su intimidad” align=”Left” title_size=”Medium” use_italic=”No” samba_show_line=”Yes”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]Nunca sabes realmente quién está del otro lado de la pantalla, por lo tanto es recomendable no revelar datos íntimos ni privados. Tampoco tiene por qué mentir, solo evite.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][prkwp_styled_title prk_in=”Sea empático, amable y positivo” align=”Left” title_size=”Medium” use_italic=”No” samba_show_line=”Yes”][/vc_column][vc_column][vc_column_text]Si va a hacer un comentario público piense en los demás, en la persona que recibe su comentario y como lo puede afectar. Recuerde que las redes sociales son un lugar público, expuesto a su familia, compañeros de trabajo y todo tipo de personas.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Las redes sociales tienen que estar a nuestro servicio para disfrutarlas y aprovecharlas positivamente, pero nunca para esclavizarnos ni hacernos sentir mal, mucho menos para hacer sufrir a los demás. Úselas del mismo modo que emplea su comunicación presencial.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Por qué es importante tomar agua habitualmente?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]El agua no es otra cosa que dos moléculas de hidrógeno abrazadas con una molécula de oxígeno. Así de simple, pero a la vez así de complicado. El agua es el elemento fundamental de los seres humanos, los animales y el planeta. Todos sabemos que sin ésta nuestra supervivencia resultaría imposible. Entonces, ¿por qué nos cuesta adquirir el hábito de tomar agua?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Las personas solo pueden sobrevivir unos pocos días sin beber líquidos, ya que el agua es el principal componente del cuerpo (constituye entre el 50 y 70% de nuestras células por lo que su renovación constante resulta imprescindible).[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Tomar agua es esencial para poder mantener una buena salud

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] Entre las funciones más importantes encontramos: mantener nuestra temperatura corporal, eliminar las toxinas del cuerpo y transportar nutrientes. Podemos, entonces, concluir que es esencial para poder mantener una buena salud.   Aun así, todavía nuestra sociedad –en su mayoría- no ha adquirido el hábito de hidratarse, ya que los líquidos que se pierden a lo largo del día se deben recuperar para garantizar nuestra buena salud y buen funcionamiento vital.   Es sumamente importante ingerir la cantidad adecuada de líquidos diariamente. Lo esperado es tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día, aunque esto varía según la edad, el sexo, el peso y las actividades de cada persona. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text] Es recomendable consumir agua antes de sentir la sensación de sed, ya que este indicativo se presenta de forma tardía. Una vez las células han perdido agua es que envían el estímulo al cerebro, el cual activará la sensación. En otras palabras, cuando sentimos sed significa que nuestro organismo ya está en riesgo de deshidratarse, por eso debemos beber agua aunque todavía no tengamos la sensación de necesitarla.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Adquirir este hábito desde temprana edad y mantenerlo a lo largo de toda nuestra vida siempre será importante, puesto que los grupos más expuestos a la deshidratación son los niños, los ancianos y los deportistas. La sensación de resaca también es producto de la deshidratación del organismo.   Por ejemplo, los deportistas deben hidratarse antes, durante y después de realizar el entrenamiento como medida de prevención. Durante un partido de fútbol, un jugador debería hidratarse frecuentemente (cada 15 minutos y pequeñas cantidades) para que pueda reemplazar los líquidos perdidos con la sudoración. Sin embargo, consumir demasiado líquido durante el ejercicio podría producir sensaciones de molestia en el estómago. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text] Cuando el deportista se vaya a presentar a una competencia, se recomienda beba una abundante cantidad de líquidos el día anterior para tener una mayor cantidad de agua que le permita estar en mejores condiciones. Esto también puede aplicarlo una persona que saldrá a beber y quiere evitar la resaca.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_column_text]

Podemos medir el nivel de deshidratación según el color y el olor del orine

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] Por otro lado, aunque podamos reemplazar el agua por otras bebidas que nos permitan mantenernos hidratados, siempre es preferible consumir bebidas naturales, evitar las gaseosas y otras azucaradas que puedan acarrear consecuencias colaterales. Los líquidos también están presentes en frutas y vegetales.   Un dato curioso es que podemos medir el nivel de deshidratación según el color y el olor del orine. Si el color o el olor son muy intensos, la cantidad de líquidos consumidos durante el día no fueron suficientes.   El agua es necesaria, muy necesaria: sin ella no existiría la vida. Pero no todo es beber agua, recuerda que para tener una buena calidad de vida conviene practicar ejercicio habitualmente, una alimentación equilibrada y una actitud positiva ante la vida.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Correr: pequeños hábitos que facilitan tu entrenamiento

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Toda persona que realice un deporte de forma frecuente genera hábitos alrededor del mismo, pero poco a poco los desplaza hacia los diferentes ámbitos de su vida. Usualmente, los corredores se plantean grandes metas que sin unos buenos hábitos que les permitan concentrarse en el proceso en lugar del resultado, resultan difíciles de alcanzar.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Por ejemplo, en esta oportunidad has decidido que el próximo año quieres correr en un maratón, pero no sabes cómo lograrlo porque entre el trabajo, la familia y tus amigos no tienes tiempo para prepararte. Es el momento ideal para que empieces los días corriendo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][prkwp_spacer size=”10″][vc_column_text]

Las personas que empiezan sus mañanas corriendo emprenden su día con una energía más positiva

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Puedes hacer la prueba un día que te sientas descansado. Las personas que empiezan sus mañanas corriendo consiguen la sensación (y gratificación) de haber logrado mucho antes de que el mundo se haya despertado; del mismo modo emprenden su día con una energía más positiva.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Si empiezas a correr en las mañanas uno o dos días a la semana, quizás se te haga más cómodo; si sabes que tienes otros cinco días a la semana para dormir hasta tarde, levantarte temprano solo dos días no será tan difícil. Es necesario que te asegures de acostarte temprano la noche anterior para que hayas descansado suficiente y tengas las energías necesarias para comenzar. Además, es recomendable que evites ingerir bebidas alcohólicas o demasiada comida para que puedas tener las condiciones necesarias.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Para que tu salida a correr no implique despertarte muchísimo más temprano, puedes preparar todo la noche anterior: ropa, zapatos y tu botellita de agua. Si te cuesta mucho levantarte de la cama después de posponer continuamente tu alarma, también puedes dejarla lejos para que te veas obligado a pararte y no tengas excusas.

 

Dale tiempo a tu nuevo hábito mañanero, para que tu cuerpo pueda acostumbrarse y sentirse cómodo con este. Correr como primera actividad del día puede requerir un poco más de tiempo que otros hábitos, porque implica cambios en tu reloj biológico y costumbres de vida.

Los estiramientos dinámicos preparan tu cuerpo para una actividad más intensa de las acostumbradas.

Además de levantarte temprano a correr, es importante que calientes tus músculos antes de empezar para que evites lesionarte. El movimiento repetitivo de la carrera tiende a tensar los músculos y luego de descansar toda la noche sin ninguna actividad física, tu cuerpo no está listo para soportarlo. Los estiramientos dinámicos preparan tu cuerpo para una actividad más intensa de las acostumbradas.

 

Se recomienda una rutina de 10 a 15 minutos de calentamiento entre el inicio y el final de la rutina. Por ejemplo, empezar con 5 minutos de balanceo de piernas (primero hacia el frente y atrás y luego de lado a lado), después empieza a caminar, luego a trotar muy suave hasta que empieces a correr por unos 45 minutos y finalmente hagas una breve rutina de afloje de 5 minutos.

 

Ahora que tienes las herramientas, añade estos hábitos importantísimos a tu rutina de ejercicio y prepárate para cualquier meta que quieras alcanzar. Tú puedes lograrlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Un saludable hábito: el ejercicio

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Los hábitos forman parte de nuestra vida cotidiana. Al hablar de hábitos, lo primero que se nos viene a la cabeza es cepillarse dos veces al día, o tal vez, rápidamente lo relacionemos con algunos malos hábitos, como fumar. Lo cierto es que a lo largo de nuestra vida generamos distintos hábitos acordes a nuestros intereses, necesidades y pasiones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Realizar ejercicio o practicar algún deporte no sólo es una buena forma de entretenimiento y relajación, además puede ser uno de los hábitos más comunes en el ser humano. Realizamos ejercicio de manera regular como medida para mantener una vida saludable, a la vez que practicamos deportes por pasión al mismo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Trabajos cortos y ligeros permitirán a nuestro cuerpo irse acostumbrando a la nueva actividad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Pero, ¿cómo iniciar en el mundo del ejercicio?. Es muy importante que no nos planteemos grandes metas desde el primer día, sino trabajos cortos y ligeros que le permitan a nuestro cuerpo irse acostumbrando a la nueva actividad. Por ejemplo, podríamos empezar con periodos de 5 a 10 minutos. Poco a poco se debería aumentar la intensidad y la frecuencia de la actividad. Al cabo de unos meses, practicar ejercicio nos resultaría una necesidad que no vamos a querer abandonar.

 

Lo más importante es que elijamos una actividad que nos guste hacer, a la cual nos podamos adaptar físicamente. Si además, realizas ejercicio con un amigo o familiar, podría resultar todavía más divertido y se complicaría abandonar la práctica ya que tendríamos el compromiso con alguien más. Si además variamos nuestra rutina evitaremos aburrirnos con facilidad de la actividad que llevamos a cabo. Por ejemplo, puedes optar por ir un día a correr y el siguiente a montar bicicleta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

El ejercicio, desde el momento en el que lo ejercemos de manera rutinaria, se vuelve imprescindible y habitual en nuestra vida

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]Pero hacer ejercicio es también practicar algún deporte. El deporte te obliga a llevar un entrenamiento regular y genera un compromiso directo contigo mismo y el resto del equipo. Además, la mayoría de los deportes conciben grandes pasiones. Por ejemplo, la pasión por el fútbol la podemos sentir en todos lados.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]No solamente son apasionados por el fútbol aquellos que lo practican con sus amigos o están adscritos a algún equipo, también sentimos esta pasión en los fanáticos que van a cada juego, aquellos que se reúnen con sus amigos y un par de tragos, o también aquellos que miran el partido desde la soledad en sus casas. Esto pasa en todos los deportes, desde el béisbol, el tenis, el fútbol hasta el voleibol o cualquier otro.

 

Realizar cualquiera de estas actividades alrededor de los deportes y el ejercicio también son hábitos –aunque no todas sean igual de saludables-, desde el momento en el que los ejercemos de manera rutinaria, como un ritual sagrado a lo largo de nuestras vidas se convierten en acciones imprescindibles y habituales.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]