Categorías
Bienestar

Tener una buena autoestima debe ser un hábito

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cada ser humano durante su formación y crecimiento va construyendo su propio y único camino en la vida, esto implica que cada uno de nosotros poseemos un conjunto de características que nos distinguen a unos de los otros. Cuando crecemos vamos atravesando etapas versátiles y nos podemos dar cuenta que nuestra mente y corazón comienzan a tener una leve rivalidad, la cual hace que valoremos personalmente parte de nuestros rasgos espirituales, corporales e incluso intelectuales. Al hablar de nuestra valoración estamos hablando de autoestima.

 

En ocasiones solemos quedarnos estancados en ciertas circunstancias y experiencias vividas que tomaron cabida en nuestras vidas de forma negativa, para poder avanzar debemos dejar nuestro pasado en paz.

 

Mi consejo para avanzar y mejorar nuestra autoestima es tener los siguientes hábitos:

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Distráete: sal, disfruta y observa tú alrededor, llénate de aire fresco.

Motívate: se positiva/o, crea cada día futuros éxitos y siempre proponte más.

Perdona: despídete de esos recuerdos y esos posibles errores, no te culpes, porque todo sucede con un propósito. Esto muchas veces toma su tiempo por ello si debes gritar y llorar, ¡hazlo y desahógate!

Mente positiva: este creo que es uno de los puntos más importantes, Atraes lo que piensas por ende piensa en grande y con mente positiva.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Otra cosa que nos impide avanzar es nuestro entorno, muchas veces hay amistades que son tóxicas y en vez de enriquecernos en muchos aspectos lo que hacen es contaminarnos y eso va de la mano con bajar nuestra autoestima. Aquí los mejores hábitos que debes optar por tener:

 

Confía: tu opinión es la que cuenta, pero esto no significa que siempre vas a tener la razón, aquí te pido que aprendas a discernir lo que te quiero decir. Todo lo que te propongas si tú lo deseas lo vas a lograr, a esto me refiero, sin importar lo que los demás digan.

Aléjate de la gente tóxica: aunque estas personas sean las que siempre se encuentren a tu alrededor, no son amistades productivas, ni siquiera se pueden llamar amistades, porque si lo que hacen es contaminarte no desean tu bienestar.

Quiérete: anímate, haz tiempo para ti, un cariño ya sea físico: ejercitando; intelectual: leyendo; o espiritual: conectándote con Dios. Enriquece tus ánimos.

Agradece: por tu vida y lo que te acontece, porque todo deja una experiencia.

 

¿Por qué es importante tener el hábito de quererse a uno mismo o de tener una buena autoestima?

La buena autoestima te llevará a una superación personal

Primero que nada la naturaleza del ser humano es recíproca, al nosotros estar en negación propia automáticamente entramos en negación a todo tipo de afecto que provenga del exterior. Al comenzar a aceptarte tal cual eres y enriquecerte personalmente vas a notar que todo se transforma a favor de tu bienestar. Si deseas un cambio debes dar la iniciativa, la efectividad de esto proviene de nuestro interior.

 

La buena autoestima te llevará a una superación personal, solo ten la disposición y tendrás infinitas posibilidades para vivir la vida que desees. Las únicas limitaciones que tienes son las que tú mismo te impones. El amor, la felicidad y la abundancia pueden ser parte de tu vida, si así lo decides.

 

¡Cambia el camino de tu vida, tú tienes el volante!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

El cigarrillo electrónico, ¿Hábito beneficioso o desventajoso?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El cigarro, también conocido como cigarrillo es una de las versiones más populares en lo que respecta al uso del tabaco. Siendo este último, una planta que al secar sus hojas son curadas y preparadas para su consumo, ya sea al mascarlo o por medio de la aspiración. El cigarrillo está compuesto por tabaco seco picado y recubierto por una hoja delgada en forma de cilindro, la mayoría posee un filtro integrado para reducir su daño en la salud. Sus componentes principales son: nicotina, amoniaco, metanol tolueno, cadmio, butano, ácido acético, metano, arsénico y monóxido de carbono. 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Ahora bien, el consumo del tabaco se remonta a los 2000 o 3000 años A.C. Sin embargo, no fue sino hasta 1825 que en España comienzan a aparecer los primeros cigarrillos con papel manufacturado y empaquetados, recibiendo dicho nombre por su semejanza con una cigarra. Durante la época de expansión del cigarro, su consumo fue condenado por el Rey de Escocia, Jacobo VI por ser “repulsivo para el olfato, desagradable para la vista, peligroso para el cerebro y nocivo para los pulmones”.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

En la actualidad, el fumar cigarrillo se considera legal aun cuando éste posee una cierta dosis de nicotina y miles de compuestos dañinos para la salud

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

En la actualidad, el fumar cigarrillo se considera legal aun cuando éste posee una cierta dosis de nicotina y miles de compuestos dañinos para la salud, por lo que se le considera un mal hábito, además de ser la causa de muerte más prematura en nuestra sociedad, Por otra parte, existen científicos que se las han ingeniado para contrarrestar sus efectos, siendo una de las soluciones más innovadoras el cigarrillo electrónico.

 

Los cigarrillos electrónicos fueron creados en China en el año 2004, diseñados con acero inoxidable, gozan de una cámara con nicotina líquida con cartuchos de hasta 24 miligramos de nicotina y son alimentados por una batería recargable. Estos cigarrillos son ofrecidos como una alternativa al cigarrillo tradicional para todas aquellas personas que no pueden erradicar el mal hábito de fumar, pero que a pesar de ello no desean seguir inhalando más de 7.000 sustancias tóxicas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Aunque este nuevo invento parezca positivo tanto para los fumadores como para el entorno en general, hasta la fecha no se sabe a ciencia cierta si es eficaz y seguro. Como el cigarrillo tradicional, éste posee cierta cantidad de nicotina haciéndolo igualmente adictivo. Sin contar que al simular el acto de fumar, el cigarrillo electrónico no contribuye a que los fumadores abandonen el componente psicológico relacionado con este hábito.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Sobre la base de lo mencionado anteriormente, la Organización Mundial de la Salud ha desaconsejado su uso basando sus advertencias en que no existe un ente que regule la dosis de nicotina presente en los líquidos de vaporización y que certifiquen si esa concentración es real o no. 

 

Es por esto que la mejor alternativa para cuidar de nuestra salud, es eliminar de nuestras vidas el hábito de fumar, ya que no existe ningún nivel seguro de consumo de tabaco. Programe una fecha de inicio y deje de fumar por completo ese día y haga una lista de por qué usted quiere dejar el cigarrillo, incluyendo en ella los beneficios que tendrá a corto, mediano y largo plazo. Cambie su estilo de vida, cree nuevos hábitos y satisfaga los que ya conforman su carácter en forma diferente. Pero sobretodo, recompénsese por cada pequeño paso que dé. Un ejemplo de esto puede ser, colocar en un frasco el dinero que usualmente gastaría en cigarrillo y compre con él algo de su agrado. Nunca es tarde para dejar un mal hábito.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Convierte la naturaleza en un hábito

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Vivimos en un mundo en el que avanzamos y evolucionamos con desenfreno en muchos ámbitos, tales como: la tecnología, la medicina, el transporte, entre otros. Pero a medida que atos obsesionamos con la evolución, el dominio y con facilitar nuestras vidas con nuevos aparatos y productos, perdemos la noción de lo que importa y nos olvidamos de dónde venimos, el lugar en el que vivimos y lo fascinante que es.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Entre tantos avances tecnológicos, conflictos bélicos y deseos vanidosos, la sociedad solo se pierde en el egoísmo y la arrogancia de creernos superiores a los animales, la naturaleza y el poder que domina el universo del que somos parte. En la actualidad, el hombre olvida que la tierra y sus elementos forman una sola entidad que actúa por medios propios y es indomable.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Hay que buscar la tranquilidad espiritual, estar conformes con las personas que somos y el entorno que nos rodea

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Cada día el ser humano exige más para su satisfacción y, a veces, un capricho que es disfrazado por nosotros mismos como un bienestar, en su mayoría, son banalidades; como un nuevo modelo de teléfono o la ropa que usan las celebridades más trendy. Todo esto en un intento de disfrazar nuestros complejos interiores con cosas materiales que van desapareciendo al pasar de los años, a diferencia de la tranquilidad espiritual y estar conforme con las personas que somos y el entorno que nos rodea.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Debemos llenarnos de hábitos que nos conecten con la naturaleza y nuestros seres queridos

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]En vez de llenarnos de malos hábitos como mentir, aislarnos y rechazar oportunidades para cambiar nuestras vidas, debemos llenarnos de hábitos que nos conecten con la naturaleza y nuestros seres queridos. Cambiar nuestras actitudes hacia las situaciones que nos ocurren para tener bienestar, salud y felicidad en el interior y transmitirlo a quienes nos rodean.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Algunos de los hábitos que pueden ayudarnos a ser felices y entrar en contacto con la naturaleza van desde un buen desayuno al iniciar el día hasta devolverle la sonrisa a un extraño. Pero hay actividades que pueden despertar nuestro interés para una vida más sana y humilde, como las que te mencionamos a continuación:

 

Duerme afuera

¿Cuántas veces has respirado el aire fresco que ofrece nuestro ecosistema y escuchado el sonido del viento azotando los árboles hasta quedarte dormido? No muy seguido. La rutina para nosotros hoy es dormir en una habitación llena de polvo, el aire viciado, los cables y la electrónica. Estamos tan acostumbrados a dormir en lo que es prácticamente una caja tóxica que nos hemos olvidado de lo que sería dormir afuera en el aire fresco, lleno de vitalidad y pureza.

 

Expresa tu gratitud

Para fortalecer verdaderamente nuestra conexión con la naturaleza hay que apreciar su belleza y todo lo asombroso que rodea los acontecimientos que permiten que suceda en su totalidad. En algunas culturas nativas es tradición dejar el tabaco como una muestra de agradecimiento a la Tierra. Puedes dejar algo en los lugares con los que deseas conectar, tener una ceremonia, o simplemente dar tu gratitud. Estamos tan acostumbrados al texto y el lenguaje verbal como nuestra única forma de comunicación, que nos hemos convertido en criaturas inherentemente temerosas de ser expresivos sobre lo que realmente somos, lo que perjudica nuestro bienestar y sentimiento de libertad.

 

Siente los pies en la tierra

La Tierra, este magnífico planeta, es lo que alberga toda forma de vida que se pueda encontrar. ¡Camina descalzo y siente la tierra en tus pies!, Se ha demostrado que mejora la función del sistema nervioso, corazón y músculos, resulta en un mejor sueño y previene la aparición de la enfermedad.

 

No es de extrañar que nos deprimamos y sentimos que algo falta cuando constantemente perdemos todos los hermosos sonidos, sensaciones, y conexión con la vida que viene con el tiempo pasado en la naturaleza.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Mi hábito para lograr el éxito es el LEMA

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Muchas veces vivimos nuestra vida sin detenernos un momento a cuestionarnos sobre las acciones que están implícitas en ella. Como seres de hábitos, automatizamos nuestro día a día sin detenernos a pensar en los por qué de nuestro accionar y en cómo éstos influyen positiva o negativamente en nuestra autorrealización personal. Pero ¿qué es la autorrealización personal? y ¿cómo lograr llegar a ella?. Es por ello, que en éste artículo profundizaremos dicho tema, buscando facilitar la llegada al éxito de nuestros queridos lectores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]La autorrealización personal es la búsqueda constante de la culminación de una serie de metas propuestas, consciente o inconscientemente, que una vez logradas hacen sentirnos que estamos siendo quienes creímos ser, que podemos ser mejores y podemos superarnos a nosotros mismos. En otras palabras, la autorrealización personal va ligada con la capacidad que tenemos de lograr desarrollar nuestro máximo potencial y habilidades para ser, hacer y tener lo que siempre hemos anhelado.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»40px»][vc_column_text]

La autorrealización personal va ligada con la capacidad para ser, hacer y tener lo que siempre hemos anhelado

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Para llegar a la cumbre de la pirámide de necesidades del ser humano, la autorrealización personal, debemos conocer cuál es nuestra filosofía de vida o al menos tener conciencia de si ésta actúa a nuestro favor o juega en nuestra contra, o si en un caso inusual, ésta no tiene ningún efecto en nuestra vida. Para ello debemos tener presente que el ser humano es un todo y que existen una serie de factores que lo conforman, como  la personalidad, la sociedad, las emociones que afloran con cada momento del día y por último, pero no menos importante, los hábitos adquiridos en el transcurrir de la vida.

 

Son éste compendio de factores mencionados anteriormente los que están implícitos en nuestra filosofía de vida. Todo ello sin obviar que nuestra filosofía de vida ésta realmente compuesta por la razón, experiencia, creencias, principios y deberes de cada ser humano, lo que significa que tú filosofía de vida no es la misma que la de quienes te rodean.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»50px»][vc_column_text]

Debemos conocer nuestra filosofía de vida o al menos tener conciencia de su efecto en nuestras vidas

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Tomemos entonces un momento de nuestro tiempo y comencemos a exteriorizar nuestras ideas, el cómo razonamos y reaccionamos con un tema en específico e incluso permitámonos comparar nuestros enfoques y conclusiones con los de otras personas. Al hacer esto estaremos expresando nuestra filosofía de vida y podremos evaluar qué tan bien o mal lo estamos haciendo, permitiéndonos modificar, eliminar o mejorar aquellos hábitos que no tengan un efecto positivo en nuestra vida.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Aunque cambiar nuestra filosofía de vida requiere mucho tiempo de esfuerzo, podemos comenzar con pequeñas cosas, como lo son los hábitos personales, que repercutirán en nuestro fin último: la autorrealización. Para cerrar el tema, les dejaré a continuación un lema que pueden tomar como hábito y que de seguro les ayudará a alcanzar la autorrealización personal mucho más rápido.

 

Mi hábito para lograr el éxito es seguir el LEMA, es decir:

 

L: Lee, no dejes que pase un día sin que leas tan siquiera una página de un libro.

E: Ejercita, toma 30 minutos de tu tiempo para realizar alguna actividad física. Cuerpo sano, mente sana.

M: Medita, encuéntrate con tú yo interno al menos una vez por día, reflexiona sobre tus acciones y crecerás espiritualmente.

A: Ama, ama todas y cada una de las cosas que haces. Recuerda que quizá no podamos hacer todo lo que queremos pero no estamos obligados a hacer lo que no queremos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Complacer a los demás para sentirnos queridos se vuelve un hábito

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Desde que  salimos del vientre de nuestras madres somos dependientes de otros para sobrevivir. Nacemos como seres dependientes. Venimos al mundo como pequeños seres indefensos que necesitan ser alimentados y cuidados por otros. Poco a poco nos vamos desprendiendo de nuestras dependencias a medida que pasa el tiempo. Comenzamos a crecer y convertimos en adultos. Sin embargo, hay vínculos que nos rehusamos a dejar atrás. Nos cuesta trabajo sentirnos libres y felices por nuestra propia cuenta. Estos vínculos que nos mantienen atados van desde complacer a nuestras familias y amigos hasta complacer y aguantar todo tipo de maltratos de nuestra pareja. Complacer a los demás para sentirnos queridos se vuelve un hábito.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Muchas veces dejamos que el amor a nuestra familia o pareja nos sobrepasen, dejamos que este amor que se basa en estar acompañados nos exceda. Dejamos que nuestra felicidad dependa de los demás. Nos olvidamos de amarnos a nosotros mismos y olvidamos dedicarnos a  nosotros. Nuestra vida se convierte en lo que somos cuando estamos con otras personas, ya que sin ellas nos sentimos vacíos. A veces, esto nos absorbe hasta el punto de estar deprimidos cuando nos encontramos solos y en algunos casos es necesario ir a terapia con un especialista. El apego excesivo puede ser un hábito que nos lleve a una muy profunda depresión.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»50px»][vc_column_text]

En el equilibrio está el secreto de la felicidad.

 

Amémonos primero a nosotros y luego a los demás.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Mantener el equilibrio apropiado en nuestras vidas puede ser una tarea sumamente complicada. Sin embargo, no es imposible. Nuestra naturaleza nos hace querer interactuar con otras personas, queremos desesperadamente sentirnos amados y sentir que no estamos solos. Todo esto es normal en el ser humano. Pero, debemos ser cuidadosos y no dejar que el amar a los demás por encima de nosotros mismos se convierta en un hábito. Hay quienes están tan hundidos en este hábito de dependencia a sus parejas y familia, que cuando se encuentran solos entran en depresión. Los casos más comunes, aunque no los únicos,  suelen ser el apego de los hombres a sus madres y de las mujeres con sus parejas.

 

En el equilibrio está el secreto de la felicidad. Amemos, compartamos, riamos, interactuemos y seamos felices con el cariño de nuestras familias y parejas, pero, no en exceso. Amémonos primero a nosotros y luego a los demás. Quien no se ama y valora a sí mismo no podrá saber jamás como se siente el verdadero amor, en cambio, tendrá dependencias toda su vida. Amemos con mesura. Debemos dejar de ver a la soledad como nuestra enemiga. Estar solo puede ayudarnos a reencontrarnos con nosotros mismos, a conocernos y a amarnos por quienes somos.

… que se vuelva un hábito ser feliz

Vivimos en un planeta con más de siete mil millones de habitantes y aun así podemos llegar a sentirnos solos. En esos momentos de soledad debes recordar que te tienes a ti mismo, y que eres una persona valiosa y llena de virtudes. Amemos, pero no pongamos nuestra felicidad en manos que no nos pertenecen. Somos los únicos capaces de hacernos felices, que se vuelva un hábito ser feliz. Somos lo que queremos ser y no quienes quieren que seamos. Todo en exceso nos daña, incluso, el amor o lo que creemos es amor.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Hábitos a la hora de comer

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Desde su creación, el comer ha sido la primera necesidad del hombre. La historia bíblica reseña que el primer pecado cometido fue la tentación de Eva, y en consecuencia, de Adán de comer una manzana prohibida del Jardín del Edén.

 

Actualmente, el comer es una necesidad que está rodeada de hábitos que varían según el país, la cultura y el tiempo que se disponga para tal fin. A continuación queremos nombrar algunos de los hábitos más comunes (aunque no siempre saludables) que existen en Latinoamérica antes de comer.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]El primero de ellos, el más común y el que nos inculcan desde pequeños, es lavarse las manos antes de comer. El hacerlo es importante para mantener la higiene, evitar la contaminación de los alimentos y proteger nuestra salud.

 

El segundo hábito, aunque no es aun muy popular, poco a poco va ganando más seguidores, se trata de tomar uno o dos vasos de agua antes de ingerir alimentos; tener esta costumbre favorece la digestión y ayuda a que nos sintamos satisfechos más rápido, así comeremos justo lo necesario.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»80px»][vc_column_text]

El comer está rodeado de hábitos que varían según el país, la cultura y el tiempo que se disponga para hacerlo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Relacionado con el anterior, tenemos un tercer hábito que está muy marcado por el aspecto cultural: el de ingerir una bebida o aperitivo antes de la comida; por lo general, esta costumbre se hace más notoria antes del almuerzo o de la cena. En países como Argentina y Uruguay, el aperitivo por excelencia es el “mate” (infusión de hojas de la hierba mate). En Italia, España y Portugal existe preferencia por los licores como el Campari, Vermuts, Bailey’s, Sambuca, etc. En Alemania es la cerveza y en otros países el café.

 

La razón de ingerir alguna bebida o licor antes de comidas fuertes, proviene de la idea de que hacerlo ayuda a que nuestro estómago entre en movimiento y se “abra el apetito”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»20px»][vc_column_text]

Hay que promover los hábitos que hacen bien a nuestro organismo e ir cambiando aquellos no tan saludables

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Otra variante del aperitivo en forma líquida, es el aperitivo en forma sólida o comida de entrada, que no es otra cosa que una pequeña cantidad de comida que se sirve antes del plato principal y que tiene la misma función: degustar el paladar y preparar al estómago para lo que viene. Lo importante de la entrada es respetar las porciones, ya que la idea no es que quedemos llenos con el primer plato.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Otro de los hábitos más frecuentes consiste en poner la mesa o mejor dicho, colocar los platos, cubiertos, vasos y demás implementos que se usarán al momento de comer. En esta tarea participan desde lo más pequeños en la casa, hasta los menos colaboradores con las tareas del hogar. En Francia esta costumbre es conocida como “mise en place”.

 

Por último, tenemos el hábito de colocar música o prender el televisor mientras se está comiendo. Frente a esta costumbre hay algunos quienes están a favor y otros en contra, especialmente con el uso del televisor, pues alegan que su presencia distrae a los comensales; mientras que el escuchar música, además de ser mucho más aceptado, se hace con la intención de crear un buen ambiente.

 

En cada hogar las prácticas antes de comer son diferentes y es probable que estemos dejando de lado muchos hábitos que usted tiene. Lo importante es reflexionar un poco sobre ellos, promover aquellos que hacen bien a nuestro organismo e ir cambiando aquellos no tan saludables, por muy difícil que sea la costumbre y la rutina.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Un saludable hábito: el ejercicio

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Los hábitos forman parte de nuestra vida cotidiana. Al hablar de hábitos, lo primero que se nos viene a la cabeza es cepillarse dos veces al día, o tal vez, rápidamente lo relacionemos con algunos malos hábitos, como fumar. Lo cierto es que a lo largo de nuestra vida generamos distintos hábitos acordes a nuestros intereses, necesidades y pasiones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Realizar ejercicio o practicar algún deporte no sólo es una buena forma de entretenimiento y relajación, además puede ser uno de los hábitos más comunes en el ser humano. Realizamos ejercicio de manera regular como medida para mantener una vida saludable, a la vez que practicamos deportes por pasión al mismo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Trabajos cortos y ligeros permitirán a nuestro cuerpo irse acostumbrando a la nueva actividad.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Pero, ¿cómo iniciar en el mundo del ejercicio?. Es muy importante que no nos planteemos grandes metas desde el primer día, sino trabajos cortos y ligeros que le permitan a nuestro cuerpo irse acostumbrando a la nueva actividad. Por ejemplo, podríamos empezar con periodos de 5 a 10 minutos. Poco a poco se debería aumentar la intensidad y la frecuencia de la actividad. Al cabo de unos meses, practicar ejercicio nos resultaría una necesidad que no vamos a querer abandonar.

 

Lo más importante es que elijamos una actividad que nos guste hacer, a la cual nos podamos adaptar físicamente. Si además, realizas ejercicio con un amigo o familiar, podría resultar todavía más divertido y se complicaría abandonar la práctica ya que tendríamos el compromiso con alguien más. Si además variamos nuestra rutina evitaremos aburrirnos con facilidad de la actividad que llevamos a cabo. Por ejemplo, puedes optar por ir un día a correr y el siguiente a montar bicicleta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

El ejercicio, desde el momento en el que lo ejercemos de manera rutinaria, se vuelve imprescindible y habitual en nuestra vida

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Pero hacer ejercicio es también practicar algún deporte. El deporte te obliga a llevar un entrenamiento regular y genera un compromiso directo contigo mismo y el resto del equipo. Además, la mayoría de los deportes conciben grandes pasiones. Por ejemplo, la pasión por el fútbol la podemos sentir en todos lados.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]No solamente son apasionados por el fútbol aquellos que lo practican con sus amigos o están adscritos a algún equipo, también sentimos esta pasión en los fanáticos que van a cada juego, aquellos que se reúnen con sus amigos y un par de tragos, o también aquellos que miran el partido desde la soledad en sus casas. Esto pasa en todos los deportes, desde el béisbol, el tenis, el fútbol hasta el voleibol o cualquier otro.

 

Realizar cualquiera de estas actividades alrededor de los deportes y el ejercicio también son hábitos –aunque no todas sean igual de saludables-, desde el momento en el que los ejercemos de manera rutinaria, como un ritual sagrado a lo largo de nuestras vidas se convierten en acciones imprescindibles y habituales.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

Esclavos de nuestros hábitos

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Inquietud, angustia y temor. Estos son solo algunos de los principales síntomas causados por la ansiedad. Y bien, actualmente, ¿Quién no se siente atacado por este estado emocional llamado ansiedad? Vivimos a diario de un lado a otro, algunos presionados por su formación académica y otros por la vida laboral. Como seres humanos compartimos una misma preocupación: tener tiempo libre. Estamos siempre a la espera del mañana, del fin de semana o de las vacaciones para lograr un pequeño respiro. Poco a poco estos estados de estrés continuos que conforman nuestro día a día, nos conducen a estados de ansiedad que pueden ir desde sentir angustia hasta sentir que podemos morir en cualquier momento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]La ansiedad, no es más que un estado emocional que nos hace perseguir el mañana, olvidando así nuestro más preciado momento: el presente. Además de los hábitos cotidianos, entre ellos el trabajo y los estudios, las redes sociales también constituyen un gran factor para incrementar este estado emocional. En la actualidad, la mayoría de los seres humanos compartimos adicciones en cuanto a teléfonos, computadores y televisión. Hemos convertido a las redes sociales en hábitos que constituyen nuestro tiempo libre. Pero, en realidad, si dedicamos todo nuestro tiempo libre a las redes sociales y aparatos electrónicos ¿Cuándo tenemos tiempo para nosotros?[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»70px»][vc_column_text]

Como seres humanos compartimos una misma preocupación: tener tiempo libre

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Somos esclavos de hábitos dañinos. Muchos nos preguntamos ¿Cuál es la solución? Pues, la solución se encuentra en cada uno de nosotros. A pesar de que los fármacos con una prescripción psiquiátrica pueden llegar a ser de mucha ayuda, lo mejor es mejorarlo paso a paso. Algunos de los pasos más importantes para mejorar esta condición son: tomar en cuenta que el presente forma parte de nuestra vida y que el futuro siempre se encontrará lejos, dedicar unos minutos del día para sí mismo, bien sea con ejercicios, lecturas o con pequeños viajes planeados.

La solución está en nuestras manos

Se estima que una de las herramientas más efectivas para controlar la ansiedad es el amor. Dedicarse a la pareja, e incluso, tener relaciones sexuales disminuye la ansiedad causada por nuestros hábitos. Y para aquellos que formamos partes de la comunidad solitaria no se preocupen, porque también la dedicación a la familia o un respiro con nuestros amigos puede ayudar a relajarnos.

 

La solución está en nuestras manos. Detenernos  un minuto y contemplar el presente con la dicha de estar vivos disfrutando un momento más junto a las personas que amamos, mejorará cualquier situación de ansiedad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Categorías
Bienestar

6 hábitos que te ayudaran a vivir feliz

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]En la vida siempre estarás expuesto a una serie de situaciones que te harán cuestionarte ¿realmente puedo vivir feliz?.  Sin duda el concepto de felicidad está presente en la mente de las personas, pero en algunas de manera errónea. Es así que ésta puede ser condicionada muchas veces a una serie de requisitos superficiales que están muy lejos de lo que podría considerarse la verdadera felicidad. Pero, no te preocupes, si sientes que has perdido la brújula, aquí te dejamos seis consejos para hacer más agradable este estado que está en ti y ahora mismo.

 

Escoge ser feliz antes de pensar en cómo llegar a serlo

Ser feliz es una elección no una condición o meta, puedes escoger este momento como uno de los más felices de tu vida, si así tu mente lo desea. La vida es tan corta como para perder el tiempo buscando un modelo de felicidad que vaya contigo para recién aplicarlo, toma las riendas tu vida y elige sentirte bien.

 

Cambia el chip: el éxito no es la felicidad

Las presiones culturales convierten al éxito ya sea académico, económico laboral en lo más importante y en vez de ayudarnos, puede frustrarnos ya que los resultados no podrían ser los esperados. El dinero, los lujos y las banalidades no hacen  la felicidad; es en realidad  como en el camino vas acumulando agradables experiencias.

 

Mantente al lado de personas positivas y felices

Todos conocemos a alguien que siempre tiene una sonrisa en el rostro, con buenas vibras y con un mensaje optimista, y si no, pues es momento de que te rodees de gente así, pues la energía que llevan consigo se transmite. La gente positiva, alegre y entusiasta nos contagian de lo suyo y nos motivan.

 

Vive el ahora

Por más sencillo que parezca, el enfocarse en el hoy, en el momento presente, es muy importante. Muchos lo dejamos pasar porque nos proyectamos hacia el futuro o nos sumergimos en el pasado doloroso que nos quita la felicidad. Es importante tomar consciencia  de que el momento para ser feliz es ahora mismo, que no existe otro más y qué puedes explotarlo al máximo en actividades que te llenen de júbilo y esperanza.

 

Realiza una actividad física

Si has oído “mente sana cuerpo sano”, pues no es solo una simple frase, puesto que  ambas son un complemento vital para llevar un equilibrio. El ejercicio relaja la mente y es bien sabido que una mente sana, piensa siempre positivo y valora cada detalle que da la vida convirtiendo cada oportunidad de actividad en algo orientado a la felicidad. Al mismo tiempo fomenta el bueno humor y mejora la concentración para resolver problemas de manera positiva.

 

Ayuda a los demás

Una de las cosas más hermosas de la vida y que proporciona satisfacción y felicidad, es ayudar a ser felices a los demás,  Hay detalles que para muchos pueden parecer insignificantes incluso para ti, pero siempre habrá personas que sabrán valorar un apoyo y agradecerá todo buen gesto que parta de ti. La alegría de ver otro rostro feliz gracias a ti no tiene precio y sí reconforta muchísimo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]