Ser positivo

El hábito de ser positivo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Después de la tormenta viene la calma, la paz interior. Cuando se consiguen los modos de saber sonreírle a la vida a pesar de los problemas, encuentras tu equilibrio.

 

El ser positivo es sacarle el mejor provecho a un problema o obstáculo con lo que se tiene, utilizar las herramientas que tienes a la mano y lograr resultados muy gratificantes.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Es un hábito que se tiene que trabajar todos los días, desde que te levantas por la mañana hasta antes de irte a dormir; no importa que tan mal haya ido tu semana, siempre hay un nuevo día esperándote con muchísimas oportunidades y sorpresas, aunque a veces no nos demos cuenta.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Rodéate de personas que buscan superarse

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El enfrentar el presente con buenas vibras no solo te hace bien a ti, sino a las personas que te rodean; te conviertes en una motivación para los demás. Como me dijeron por ahí hace poco, paso a paso se llega lejos, siempre hay que buscar ser el mejor sin mortificarte por lo que no tienes o todavía no puedas lograr. Sin prisa pero sin pausa.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Las caídas son un aprendizaje no una derrota, y a veces es necesario caer para tomar impulso y levantarse con mas ganas y fuerzas. Si el plan no funciona hay que cambiar el plan pero no la meta. El estancamiento se puede volver nuestro enemigo en malas épocas. Nunca hay que conformarse, siempre se tiene que buscar ser el mejor en cualquier ámbito: personal, laboral, educativo, deportivo, etc.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Un ser positivo no hunde a las demás personas para lograr su objetivo, al contrario, establece vínculos de trabajo en equipo para así beneficiar tanto a el mismo como a las personas que trabaja. Es una persona pro-activa que siempre quiere echar para adelante sin importar nada, si unas puertas se cierran, él buscará otras para poder abrirse paso.

 

Para ser una persona positiva tienes que cambiar ese interruptor de la cabeza, porque todo es mental. Si puedes pensarlo puedes hacerlo; es una convicción que debes creerte, que debes abrazar y trabajar duro para lograrlo. La organización es fundamental, una vez establecida la meta debes pasar a ponerla en práctica. Nunca permitas que una persona te diga que no puedes lograr algo o que te llene de palabras de desaliento. Rodéate de personas que buscan superarse, de personas que quieren llegar a sus límites, de personas que con solo estar a su lado, el ambiente cambia de un tono gris a uno totalmente positivo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.