Nuestros Hábitos Perseverancia

El hábito esencial de la perseverancia

[vc_row][vc_column][vc_column_text]La palabra perseverancia puede parecer un tanto rotunda, pero no resguarda más que aspectos positivos que debemos integrar en nuestro día a día. Por ello, es fundamental inmiscuirla en nuestra vida como un hábito para lograr todo aquello que deseamos y merece nuestro esfuerzo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][prkwp_spacer size=”10″][vc_column_text]

Es cuestión de esfuerzo, constancia e insistencia

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]El  concepto de perseverancia debe ir ligado a nuestra visión a futuro, nuestras metas y ambiciones.  Porque debemos aclarar que no es suficiente concebir una idea si no la llevaremos a cabo, y allí es donde entra este excelente hábito que todos debemos seguir fielmente para alcanzar lo que nos propongamos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Es cuestión de esfuerzo, constancia e insistencia. Muchas veces no será fácil o rápido el conseguir lo que queremos, pero precisamente es por eso que debemos trabajar constantemente en pos de nuestro futuro y seguramente veremos nuestro progreso a la fecha. Es por ello que este importante hábito nos ayudará a superar todas las dificultades que se nos puedan presentar y más que solo ahínco, también necesitaremos en la conformación de este hábito, el aprender de nuestros errores para no cometerlos nuevamente.

 

Así como es igual de importante el nutrirnos de todo aquello que no sabíamos y aceptar consejos y sugerencias de terceros, también lo es el tener siempre un criterio propio con respecto a la meta a la que se desea llegar y cuáles son los métodos que uno puede considerar más factibles para llegar a dicha meta.

 

Para que nuestra ambición crezca y este hábito se conserve y fortalezca, podemos siempre abogar en nuestra memoria por los logros ajenos como punto de referencia. Desde algún familiar que ha logrado perder peso, hasta algún amigo que se ha graduado y hoy día tiene el trabajo de sus sueños.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Nada nos impide pensar en grande. Si Neil Armstrong llegó a ser el primer hombre en pisar la luna, tú puedes realizar aquel viaje que tanto has anhelado, por ejemplo. Lo importante que debes recordar es que esto no debe quedarse solo en palabras e ilusiones, ni en unas simples ganas de. Porque Armstrong tuvo que pasar por muy arduas pruebas realizadas por la NASA, y como podrás imaginarlo su perseverancia lo llevo a este logro mundial.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Como bien dijo el escritor francés:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][bquote author=”Julio Verne” prk_in=” Todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad.” type=”plain”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] No permitamos que el punto decisivo de esto sea a causa del poco compromiso con nosotros mismos o la falta de perseverancia. Debemos salir de nuestra zona de confort y arriesgarnos en la toma de decisiones, dado a que esto es primordial para el crecimiento personal.

 

Practicar esto como un hábito consiste en abarcar desde situaciones comunes o rutinarias, simples por asídecirlo, hasta aquellas situaciones de mayor importancia o complicación. Lo realmente importante es no dejar pasar excelentes oportunidades por no tener la ambición, destreza o energía suficiente, por eso te recomendamos que tomes este concepto entre tus brazos y lo conviertas en un hábito para toda a vida, para una mejor y satisfactoria vida.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.