[vc_row][vc_column][vc_column_text]Quizá muchas veces te has encontrado con personas que te hacen el día, en algunas oportunidades incluso lo logran sin mediar una palabra. A veces es necesario compartir únicamente la expresión más genuina y difícil de imitar, la sonrisa.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]La sonrisa puede funcionar bajo el principio “como te ves, te sientes”. Sonreír es un indicio de que eres feliz ¿Cierto? Sin embargo, el secreto de adoptar el hábito de sonreír es simplemente eso: sonreír, y una vez que logras hacer tuyo este hábito podrás sentirte mejor contigo mismo, tu organismo reaccionará de manera más efectiva ante situaciones adversas y le agradarás más a las personas alrededor de ti.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][prkwp_spacer size=”50″][vc_column_text]

La idea es sonreírle a la vida y ella nos sonreirá de vuelta

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Algunas veces tendemos a ser un poco caradura ante la vida, pero la idea es sonreírle y esta nos sonreirá de vuelta. Empero, antes de dejar a un lado la adopción de este hábito debes considerar lo siguiente:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Una sonrisa puede ser un reforzador de energía, es la reacción que tiene tu cuerpo ante un sentimiento de felicidad, alegría y disfrute. El simple hecho de sonreír, aun cuando no sea una reacción espontánea, y no se presente ante situaciones chistosas o placenteras, generará en tu organismo reacciones similares. Sonreír es un imán de la interacción social, envía una suerte de señal de paz a los otros, y es más probable ser aceptado en un grupo social; imagina nada más conocer a una persona que de lleno se presenta con una sonrisa, es como recibir una tarjeta de presentación colorida y llamativa, en cambio si te llegan con una cara plana o neutra esto no generará tanta atracción para ti.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text] Sonreír no solo te hace sentir mejor, también permite que otras personas se sientan bien contigo, con el momento que comparten y en resumen, genera muy buenos recuerdos. Las personas que sonríen son más carismáticas y atractivas. Y ten en cuenta que las sonrisas son contagiosas, entonces si acabas de estar con una persona sonriente, el efecto placentero de haber compartido con ella perdurara incluso cuando ya no estén.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Desarrollar el hábito de sonreír constantemente es realmente una capacidad adquirida con la práctica. En un principio es posible que tu sonrisa se vea forzada y fingida, se sentirá también algo incomoda, pero poco a poco comenzarás a sentirte mas relajado y cómodo, eventualmente tu sonrisa saldrá de manera natural y te sentirás increíblemente bien.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] El paso más sencillo para incursionar en este hábito es sonreír en agradecimiento a las personas que te prestan un servicio o te hacen un favor. Lo siguiente es sonreír a tus compañeros de clases, de trabajo, a tu jefe o profesores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] Sonreír en un habito positivo, es el resultado de una visión optimista de la vida, si practicas el optimismo en varios puntos y contextos de tu vida entonces tu sonrisa saldrá de manera más natural a medida que avanzas en el proceso.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En cuanto empieces te darás cuenta de lo fácil que es sonreír y lo difícil que es dejar de hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

SONRIE.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Pin It on Pinterest