Nuestros Hábitos Lavarse Manos

Hábitos a la hora de comer

Desde su creación, el comer ha sido la primera necesidad del hombre. La historia bíblica reseña que el primer pecado cometido fue la tentación de Eva, y en consecuencia, de Adán de comer una manzana prohibida del Jardín del Edén.

 

Actualmente, el comer es una necesidad que está rodeada de hábitos que varían según el país, la cultura y el tiempo que se disponga para tal fin. A continuación queremos nombrar algunos de los hábitos más comunes (aunque no siempre saludables) que existen en Latinoamérica antes de comer.

El primero de ellos, el más común y el que nos inculcan desde pequeños, es lavarse las manos antes de comer. El hacerlo es importante para mantener la higiene, evitar la contaminación de los alimentos y proteger nuestra salud.

 

El segundo hábito, aunque no es aun muy popular, poco a poco va ganando más seguidores, se trata de tomar uno o dos vasos de agua antes de ingerir alimentos; tener esta costumbre favorece la digestión y ayuda a que nos sintamos satisfechos más rápido, así comeremos justo lo necesario.

El comer está rodeado de hábitos que varían según el país, la cultura y el tiempo que se disponga para hacerlo

Relacionado con el anterior, tenemos un tercer hábito que está muy marcado por el aspecto cultural: el de ingerir una bebida o aperitivo antes de la comida; por lo general, esta costumbre se hace más notoria antes del almuerzo o de la cena. En países como Argentina y Uruguay, el aperitivo por excelencia es el “mate” (infusión de hojas de la hierba mate). En Italia, España y Portugal existe preferencia por los licores como el Campari, Vermuts, Bailey’s, Sambuca, etc. En Alemania es la cerveza y en otros países el café.

 

La razón de ingerir alguna bebida o licor antes de comidas fuertes, proviene de la idea de que hacerlo ayuda a que nuestro estómago entre en movimiento y se “abra el apetito”.

Hay que promover los hábitos que hacen bien a nuestro organismo e ir cambiando aquellos no tan saludables

Otra variante del aperitivo en forma líquida, es el aperitivo en forma sólida o comida de entrada, que no es otra cosa que una pequeña cantidad de comida que se sirve antes del plato principal y que tiene la misma función: degustar el paladar y preparar al estómago para lo que viene. Lo importante de la entrada es respetar las porciones, ya que la idea no es que quedemos llenos con el primer plato.

Otro de los hábitos más frecuentes consiste en poner la mesa o mejor dicho, colocar los platos, cubiertos, vasos y demás implementos que se usarán al momento de comer. En esta tarea participan desde lo más pequeños en la casa, hasta los menos colaboradores con las tareas del hogar. En Francia esta costumbre es conocida como “mise en place”.

 

Por último, tenemos el hábito de colocar música o prender el televisor mientras se está comiendo. Frente a esta costumbre hay algunos quienes están a favor y otros en contra, especialmente con el uso del televisor, pues alegan que su presencia distrae a los comensales; mientras que el escuchar música, además de ser mucho más aceptado, se hace con la intención de crear un buen ambiente.

 

En cada hogar las prácticas antes de comer son diferentes y es probable que estemos dejando de lado muchos hábitos que usted tiene. Lo importante es reflexionar un poco sobre ellos, promover aquellos que hacen bien a nuestro organismo e ir cambiando aquellos no tan saludables, por muy difícil que sea la costumbre y la rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.