Nuestros Hábitos Internet Uso

Internet: ¿necesidad o vicio?

¿Te ha pasado que alguna vez has perdido la noción del tiempo por estar navegando en Internet? Según un estudio realizado en el año 2014, en América Latina se pasan en promedio 1,8 horas al día navegando en la red, bien sea desde la computadora o desde el teléfono móvil.

Esta herramienta se ha convertido básicamente en una necesidad de la sociedad y en algo imprescindible para los jóvenes de entre 15 y 30 años de edad. Navegamos y navegamos por entre millones de información, imágenes y bytes. Pero ¿hemos pensado alguna vez en cuáles son nuestros hábitos cuando realizamos esta actividad?

Lo primero que hacemos al conectarnos a Internet es abrir nuestro correo electrónico y revisar los mensajes de la bandeja de entrada. En segundo lugar, nos dirigimos hacia el buscador de nuestra preferencia; de hecho es la búsqueda de alguna información en específico la principal motivación de que ingresemos a la red.

 

Dependiendo de la edad del internauta, el tercer hábito más practicado es ingresar a las redes sociales manejadas con más frecuencia (Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Skype, etc). En este punto, la red social que cuenta con mayor popularidad es Facebook. Si nuestro fin es de recreación y ocio, preferimos ingresar a Internet desde nuestros hogares, seguido del lugar de trabajo.

¿Es realmente útil todo el tiempo que pasamos navegando en Internet?

En los últimos años, el comercio electrónico ha crecido de manera acelerada, por lo que se ubica en el cuarto lugar de la lista de hábitos que tenemos al navegar por Internet. De igual manera, el acceso a los bancos, con todas las operaciones de la banca en línea que ofrecen, ha resultado una útil herramienta y es el quinto hábito.

En el mundo actual, donde la información se transmite en tiempo real y podemos conocer al instante acontecimientos que ocurren a millones de kilómetros de distancia de nuestra ubicación, el leer las noticias es otro de los hábitos más frecuentes.

 

En adelante, se perfilan hábitos que varían según el uso que se le de al Internet. Por ejemplo, si se usa con fines laborales lo usual es que nos dediquemos a responder los correos electrónicos, enviar y recibir documentos, a capacitarnos on-line, entre otros. Si por el contrario, nuestro uso del Internet es con fines de recreación y ocio, nuestros hábitos estarán más enfocados a bajar música, ver videos y jugar en línea.

 

Ahora bien, ¿es realmente útil todo el tiempo que pasamos navegando en Internet? ¿En qué medida esto ha afectado nuestras relaciones personales? ¿Ha llegado a convertirse en un vicio? Merece la pena reflexionar un poco más sobre los usos, tiempos y fines del Internet en nuestras vidas.

¿Lo creen ustedes así?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.