Hábitos para disfrutar la soledad

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]La soledad, como la mayoría de las condiciones de nuestra vida, puede ser utilizada a nuestro favor o en nuestra contra. Como sabemos, el ser humano es un ser social y, por lo tanto, necesita relacionarse y compartir con otros. Sin embargo, si nos aferramos a estar siempre acompañados, bien sea por miedo o por alguna otra razón, corremos el riesgo de olvidar lo extraordinario que puede llegar a ser encontrarnos sin compañía algunas veces.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]No pretendo que nos volvamos totalmente introvertidos y que construyamos nuestro propio mundo. Mi intención es más bien poner en primer plano las ventajas y posibilidades que nos ofrece la soledad. Hay actividades que se disfrutan especialmente al hacerlas a solas. La lectura, por ejemplo, es una de estas actividades. Leer puede ser considerado como un diálogo solitario; como dijo André Maurois: “La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta”.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][prkwp_spacer size=»30″][vc_column_text]

No debemos olvidar que todos necesitamos atención, tiempo y cuidado propio

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Entonces, a través de los libros un autor puede transmitirnos sus ideas mientras nosotros respondemos para nuestros adentros. Qué bueno poder estar en silencio, disfrutando de un buen libro; escuchando lo que el autor tiene para decir y a la vez replicando; aceptando un punto de vista diferente y encontrando ideas en común; leer una frase y exclamar: ¡Eso también me pasa a mí! Sin duda es una experiencia única que solo podemos disfrutar plenamente en la soledad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Otra de las ventajas de contar con un tiempo a solas es el hecho de que esto nos ofrece la posibilidad de dedicarnos a nuestro cuidado personal. No debemos olvidar que todos necesitamos atención, tiempo y cuidado propio. Entonces, cada momento a solas es una oportunidad para dedicarnos a satisfacer estas necesidades. Vale la pena tomarnos un tiempo para ofrecerle a nuestro cuerpo los cuidados que requiere, es un hábito que merece ser adquirido por cada uno de nosotros.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Además, la soledad también se puede disfrutar al salir de casa. Todos necesitamos tomarnos como mínimo un día a la semana para salir a disfrutar dejando a un lado las preocupaciones y responsabilidades cotidianas por un momento. Tal vez muchos estemos acostumbrados a hacer esto acompañados, en pareja o en grupo. Esto es totalmente comprensible ya que el tiempo libre es una oportunidad ideal para compartir momentos de calidad con nuestros seres queridos. Sin embargo, no debemos olvidar que también es posible salir y divertirnos solos. Así que la falta de compañía no tiene por qué ser un impedimento para salir y aprovechar al máximo la experiencia.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Y por último, cabe destacar que la soledad también nos ofrece la oportunidad de sentarnos y organizarnos. Es importante recordar que también necesitamos tomarnos un momento para poner en orden nuestras responsabilidades y organizar las tareas que tenemos por realizar. Tomar este hábito y ponerlo en práctica puede llegar a ser muy beneficioso y nos ayuda a evitar el estrés producido por la falta de organización.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Estar solo no tiene por qué ser algo negativo, todo depende de la manera en la que lo tomemos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]En fin, te invito a adquirir los hábitos de leer, salir, organizarte y dedicarle tiempo a tu cuidado personal durante tus momentos de soledad. Estar solo no tiene por qué ser algo negativo, todo depende de la manera en la que lo tomemos. Existen muchas actividades además de las mencionadas que pueden servirnos para aprovechar al máximo la soledad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Hábitos para subir tu autoestima

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Algunos días son buenos, otros no tanto. Hay días en los que nos sentimos mal con nosotros mismos y no encontramos nada que nos haga sentir cómodos, principalmente porque nuestra mente no está coordinada con nuestro cuerpo y quisiéramos ser algo que no somos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Ese concepto que tenemos de nosotros mismos se llama autoestima. Como su nombre lo dice, es la estima que sentimos por nosotros, algunas veces mucha y otras veces poca. Es ese conjunto de percepciones, opiniones y sentimientos que poseemos sobre todos nuestros rasgos físicos y mentales, es decir, nuestras actitudes, creencias, ideas y conocimientos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Actualmente, el mundo que nos rodea es muy exigente, y aunque tengamos una idea positiva de nosotros, la presión social puede hacer que esa percepción cambie tan rápido como canta un gallo. Las modas hacen que cambiemos constantemente nuestra forma de pensar y actuar, tratando de encajar en una sociedad a la que verdaderamente no le importa como luzcamos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Por esa razón, debemos tomar las riendas de nuestra vida y querernos tal cual somos. Con esa actitud no habrá nadie que pueda lograr bajarnos la autoestima hasta volvernos seres indefensos que sucumben ante cualquier comentario negativo de otros.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Dicho esto, les dejo algunos hábitos que los ayudarán a subir su autoestima:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][prkwp_styled_title align=»Left» title_size=»Medium» use_italic=»No» samba_show_line=»Yes» prk_in=»¡Empodérate! Cree en ti mismo»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Todos poseemos capacidades únicas que nos hacen valiosos para la sociedad. Cada uno de nosotros vino a este mundo a jugar un rol muy importante, y si no crees en ti no podrás aportar al mundo esas cosas tan valiosas que solo tú sabes hacer.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][prkwp_styled_title align=»Left» title_size=»Medium» use_italic=»No» samba_show_line=»Yes» prk_in=»No te compares con nadie»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Está bien que tomemos a otras personas como modelos a seguir porque nos inspiran, pero eso no quiere decir que debes compararte con ellas. Así nunca lograrás tus metas porque simplemente querrás ser alguien que no eres, ni serás. Esas mismas personas con las que te comparas no son un dechado de virtudes, también tienen defectos como tú, así que solo sigue su ejemplo pero jamás te compares con ellas o sentirás una frustración constante.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][prkwp_styled_title align=»Left» title_size=»Medium» use_italic=»No» samba_show_line=»Yes» prk_in=»Cuida tu mente y tu cuerpo»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Haz deporte y come sano, pero date tus gustos de vez en cuando. Cuando hacemos ejercicio el cuerpo se llena de energía positiva y nos sentimos bien con nosotros mismos. Además, te ayudará a mejorar tu aspecto físico, lo que de seguro aumentará tu autoestima. Pero no olvides tu mente. Lee, ve al cine, ejercita tu mente también y verás como con este hábito ampliarás tu mente y comenzarás a comprender muchas cosas que antes no entendías.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][prkwp_styled_title align=»Left» title_size=»Medium» use_italic=»No» samba_show_line=»Yes» prk_in=»Haz afirmaciones positivas todos los días»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Repítete a ti mismo una frase amable sobre tu físico o tus buenos sentimientos. También rememora cada vez que puedas todos los logros que has alcanzado a lo largo de tu vida. Con esto siempre tendrás en mente que eres una persona capaz de conseguir lo que te propongas; eso sí, que el cumplimiento de tus metas no signifique una desventaja para quienes te rodean, recuerda que una buena relación con tu entorno también forma parte de tu salud física y mental.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Un hábito muy íntimo: escribir para uno mismo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Escribir para uno mismo puede parecer poco importante, no más que un hobby, pero la verdad es, y hablo desde la experiencia, que es mucho más que eso, muchísimo más. ¿No les ha pasado que cuándo están muy abrumados por algún sentimiento (ira, tristeza, emoción, conmoción, etc.) llegan a un punto en el que no saben ni qué sienten ni mucho menos como expresarlo? Puede pasar que, incluso, lleguemos a sentir que tenemos un remolino de sentimientos encontrados que nos mantienen alterados y confusos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]Cuando discutimos acaloradamente con alguien, es posible que podamos llegar a decir cosas hirientes de las que, probablemente, nos arrepentiremos una vez que tengamos la cabeza fría. Me he visto envuelta en situaciones como estas muchas veces: he sentido la frustración de no entender lo que sucede conmigo o el arrepentimiento producto de un par de cosas que realmente no quería decir y que lastimaron a alguien importante para mí. Afortunadamente, en los últimos años he encontrado un hábito que me ha ayudado a evitar, en lo posible, este tipo de situaciones que resultan tan incómodas, ¿y cómo? Dándole forma a mis sentimientos con la escritura.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][prkwp_spacer size=»20″][vc_column_text]

Cuando adquirimos el hábito de escribir lo que sentimos nos desahogamos y nos quitamos pesos de encima sin siquiera notarlo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]La escritura implica un acto inconsciente de reflexión: pensamos todo dos o tres veces antes de escribirlo, queremos que aquello que expresemos suene de la mejor manera posible, y para ello nos damos el lujo de leer y releer nuestras palabras hasta quedar conformes con el resultado. Todo ello, anudado al hecho de saber que lo que escribimos no será leído por nadie más que por nosotros mismos y la libertad de expresión que ello representa, da como resultado algo maravilloso: claridad mental y alivio.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Cuando adquirimos el hábito de escribir lo que sentimos nos desahogamos y nos quitamos pesos de encima sin siquiera notarlo, ordenamos nuestras ideas, y en el proceso nos relajamos y encontramos nuevas perspectivas desde las cuales dar con solución a nuestros pesares. Gracias a este ejercicio aprendemos a identificar los momentos en los que es preferible callar y aguardar hasta que los ánimos se calmen, aguardar hasta estar seguros de poder hacernos entender sin agresiones de por medio.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Escribir para nosotros mismos, sin embargo, puede resultar verdaderamente aterrador. La honestidad al escribir puede causar que, luego de una relectura más serena, hallemos cosas de nosotros mismos que duele tener que enfrentar, porque, después de todo, escribimos para nosotros mismos con el fin de desnudar nuestra alma, sin tapujos y sin miedo a los prejuicios, y al hacerlo nos encontramos cara a cara con quienes somos realmente. Este encuentro no siempre resulta agradable, no hay que olvidar que somos seres humanos y estamos llenos de defectos, pero aceptar y aprender a lidiar con nuestros demonios internos es un proceso, aunque arduo, fundamental para poder crecer y superarnos como persona.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Como ya ven, escribir para nosotros mismos es un hábito sumamente íntimo, acaso el mayor acto de intimidad personal, y así como puede resultar relajante y esclarecedor, también puede ser doloroso y duro de enfrentar, porque no siempre es fácil ser abiertamente honestos con nosotros mismos, pero créanme y confíen cuando les digo que los resultados finales son siempre satisfactorios porque, al conocemos plenamente, aprendemos a lidiar y a evitar las explosiones emocionales de las que hablábamos al comienzo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

La importancia del hábito de descansar

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Es normal que al llegar el fin de semana se tengan las tendencias de ir de fiesta a alguna discoteca o de permanecer hasta tarde frente a la computadora, quizás viendo alguna película o simplemente completando trabajos para un momento libre más en las horas de ocio. Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando beber, bailar y no dormir se vuelven un hábito? ¿Es en verdad normal y beneficioso llevar una vida así, por más joven y lleno de energía que uno sea?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]La respuesta es no, por supuesto. También es contraria a la buena salud el tener habituado el consumo de café y energizantes en general. La mente, al igual que el cuerpo, funcionan de manera óptima sólo a través del respectivo de un respectivo descanso diario, que va más allá de realizar siestas de dos horas o mantener altos niveles de cafeína en la sangre.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][prkwp_spacer size=»20″][vc_column_text]

Colocar un tiempo máximo de trabajo diario es un buen hábito para descansar mejor

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Ahora bien, al saber ya lo malo, hay que señalar los hábitos que son adecuados para una persona sana y, sobretodo, eficiente. En primer lugar, tenemos lo evidente: dormir ocho horas o más, sí es posible. Además, está el mantener una vida física activa, buscarse un hobby que relaje la mente, pasar tiempo en familia o amigos, y alimentarse de forma balanceada. Disminuir el consumo entre semana de alcohol también es una buena idea, junto a colocar un tiempo máximo de trabajo diario.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Hay que destacar que tener los hábitos anteriores no son garantía de tener una vida tranquila, pero ayudan al siguiente paso, que es descansar el alma. Purificar su esencia de las malas vibraciones, utilizando las herramientas que dan las interacciones con otros y uno mismo. En esencia, conversar con amigos y familias de problemas, con un psicólogo o ayuda espiritual. Busca algo en lo que creer, bien sea la ciencia o Buda, pero habituarse a eliminar los pesos del alma tanto como se buscan eliminar los pesos del cuerpo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Sí se tiene algún hábito que esté evitando la asimilación del verdadero descanso, ¡Sea constante! Las mañas son difíciles de quitar cuando se tienen instauradas, pero no es una tarea imposible. Recuerden que con trabajo se puede mover hasta la roca más pesada, y al estar en mejoramiento la vida, no hay sacrificio pequeño ni esfuerzo mínimo que sea inútil. Así que, permitase una nueva vida, una más sana y llena de felicidad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

La intuición, un poderoso hábito que nace de la razón

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]La intuición es algo que se crea o nace en la razón. De hecho, grandes filósofos lo tuvieron en cuenta, Aristóteles por ejemplo, habló de ella como “un conocimiento que comprende definiciones sin necesidad de demostración”. Mientras que Descartes le dio a ésta una definición más concisa y poética: “La intuición no dudosa pertenece a una mente pura y alerta”. En otras palabras, una mente alerta nos permite ser conscientes de aspectos que de otra manera nos pasarían.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Personajes como Carl Gustav Jung conciben la intuición como un sexto sentido que “explora lo desconocido y adivina posibilidades que a veces no son evidentes”. Julio Verne es un ejemplo clásico de creador intuitivo y visionario, ya que varias de sus obras literarias acabaron siendo un dejavú años más tarde.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]El sexto sentido o intuición opera en la vida cotidiana y de forma inconsciente, como la mayoría de los hábitos, es por ello que debemos tener bien engrasado nuestro sexto sentido para lograr el éxito en muchos ámbitos de la vida. ¿Quién no ha exclamado “¡Tengo una corazonada!” en medio de una decisión y se deja guiar por este sexto sentido? O ¿Quién, si no es la intuición, guía al guardametas hacia dónde lanzarse en una ronda de penales?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]La intuición es, por lo tanto, un hábito que muchos no somos conscientes de tenerlo, pero que a pesar de ello poseemos. Este sexto sentido es un poderoso aliado, siempre y cuando esté complementado con el pensamiento racional y la observación de los hechos. Si bien es adecuado darle la importancia que requiere a nuestra intuición, sobrevalorarla es catastrófico, lo cual hace que una persona pueda aventurarse en relaciones sentimentales desastrosas, perder dinero en malas inversiones, entre otras malas decisiones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]La intuición sirve también para hallar respuesta a problemas que no hemos logrado resolver a través del pensamiento racional, ¿Por qué pasa esto? el psicólogo Eric Pigani dice al respecto que: “Encontrar de repente la solución a un problema que arrastramos durante un mes es algo habitual. Durante este tiempo, nuestro cerebro ha estado seleccionando informaciones y sin nuestro conocimiento, ha llegado a una conclusión, por tanto puede responder a la pregunta”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][prkwp_spacer size=»30″][vc_column_text]

Convierte a la intuición en un hábito útil para tu vida

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Esta capacidad puede ser entrenada y potenciada como cualquier otra habilidad humana. Algunas de las medidas para potenciar esta capacidad son relajarse, practicar yoga o meditación, tomar en cuenta nuestras emociones y finalmente, ser una persona muy observadora y enfocar la mente sobre una sola situación.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Sin embargo, debemos ser capaces de separar las reacciones emocionales de las percepciones, ya que cuando una corazonada resulta ser falsa, lo que sucede es que hemos confundido intuición con deseo. Incorporar el poder de la intuición a nuestra vida diaria junto con un análisis racional es el binomio perfecto para una vida profunda y creativa. Conviértela en un hábito útil para tu vida.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Por último, les dejo una cita del creador de Apple:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][bquote author=»Steve Jobs» prk_in=» “Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición”.» type=»plain»][/vc_column][/vc_row]

El saludable hábito de tomar café

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Te despiertas por la mañana y vas directo hasta la cocina, enciendes el fogón y te preparas un delicioso café matutino. Llegas al trabajo, y antes de subir a la oficina, pasas un momentico por la cafetería. Nunca puede faltar ese cafecito de media mañana, que te tomas con los amigos para interrumpir un poco el curso del día. Luego del almuerzo, un café por favor, para no caer en la hora del burro. A las cinco de la tarde, igual que los ingleses tienen su hora del té, tú tienes tu hora del café para compartir una buena tertulia con algún amigo. Y cuando finalmente ya estás en casa, te preparas un último café para acompañar las páginas de tu libro favorito.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]El café es uno de esos productos que empiezas a probar por imitación, porque desde pequeño todos los mayores que tú lo toman habitualmente y comienzas a pensar que si todos lo beben debe ser delicioso. Finalmente lo pruebas y a primera impresión es desagradable, parece un poco amargo. La verdad sólo lo sigues tomando porque forma parte de un acto social. Cada vez te va gustando más y entonces te das cuenta de que sí, realmente es estimulante y te hace sentir bien. Comienzas a saborearlo, a apreciar todos sus matices, su aroma… y acaba siendo un momento placentero del día.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Posiblemente este sea nuestro hábito más significativo cada mañana, mediodía o tarde. El café es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. ¿Pero qué tiene? Afortunadamente, al contrario de las creencias populares, tomar café diariamente es bueno para la salud.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Tomar café es un saludable hábito que te hará sentir más feliz

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]¿Sabías que el café te hace más inteligente? El cerebro funciona de forma más eficaz después de tomar café, la cafeína aumenta el tiempo de reacción, la atención, el estado de alerta y el razonamiento lógico. Por eso, algunas personas piensan que la mañana no comienza hasta tomar su primer café. También es bueno para el hígado, especialmente después de tomar alcohol.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El café contiene muchos antioxidantes. Aunque las frutas y los vegetales también los contienen, muchos preferimos una taza de café en cualquier momento del día.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Por otra parte, el café calma, alivia o suaviza el dolor de cabeza, según cada consumidor. Además, tiene la capacidad de mejorar el asma y las alergias, y evitar la formación de cálculos renales o piedras en los riñones.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]El consumo de café está relacionado con una baja tasa de suicidios. Tomar entre dos y tres tazas de café por día puede reducir el riesgo de suicidio en un 50%. La razón es que el café actúa como un antidepresivo porque interviene en la producción de neurotransmisores como la serotonina, dopamina y noradrenalina. En otras palabras, el café te hace sentir más feliz.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]El café también tiene efectos médicos alucinantes. ¿Sabías que tomar café reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2? De acuerdo con la Sociedad Americana de Química, las personas que beben cuatro o más tazas de café por día reducen las posibilidades de tener diabetes tipo 2 en un 50%. Además, cuanto más café se consuma más se reduce el riesgo. Asimismo, ¿sabías que puede disminuir el riesgo de padecer ictus, párkinson, alzhéimer, gota y otras patologías cardiovasculares y respiratorias?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En pocas palabras, tomar café es un hábito saludable, delicioso y placentero.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Las ciencias aplicadas al deporte, un hábito que busca asegurar el éxito y la victoria

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Desde mediados del siglo pasado, el deporte dejó de ser una práctica recreativa y empírica, para convertirse en una institución de expresión humana, en donde cada elemento que conforma a este fenómeno (el deporte), juega un rol determinante e importante en la consagración de los deportistas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Es por ello, que en busca de ese éxito deportivo  tan anhelado, se estableció hace más de 60 años una relación inseparable, que en la actualidad es un hábito de vida para todos aquellos que están ligados al deporte: atletas, entrenadores, asistentes técnicos, preparadores físicos, entre otros. Esta relación, es el dualismo deporte-ciencias aplicadas al deporte, en donde un grupo de profesionales han tomado como eje de estudio todo lo que ocurre alrededor de este fenómeno humano, convirtiéndolo en una disciplina de aplicación científica.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Tal como se menciona anteriormente, las ciencias aplicadas al deporte se han convertido en un hábito, ya que en la actualidad sin importar el nivel al cual se dedique el deportista (amateur, semi-profesional o profesional), se busca la ayuda de uno o varios científicos para mejorar su rendimiento, con lo cual tiene mayores posibilidades de asegurar la victoria en la disciplina deportiva que se desempeñe.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Es así como, médicos, nutricionistas, fisiólogos, antropólogos, psicólogos, entre muchos otros científicos, son una pieza fundamental en el aporte de datos objetivos que permitan desarrollar al máximo todas las aptitudes y actitudes físicas de los individuos, algunas determinadas genéticamente y otras adquiridas según el ambiente donde se desarrollan. Estos elementos objetivos que aportan a los deportistas y todo lo que los rodea, es la razón por la que se han convertido las ciencias aplicadas al deporte en un hábito que asegura obtener campeones.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

El deporte no es una ciencia, pero se ha valido de ella para crecer en todos sus aspectos

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

En este proceso, son los médicos los encargados de todos los controles de salud: los nutricionistas se encargan que la relación ingesta calórica – gasto energético sea la más apropiada para rendir al máximo, los fisiólogos describen todos y cada uno de los procesos fisiológicos en cuanto a desempeño energético y respuesta muscular.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Mientras que los científicos sociales como los antropólogos, se basan en el dualismo biología – ambiente para explicar procesos de crecimiento y desarrollo en individuos que aún no han culminado estos procesos. También, buscan en los deportistas adultos estructuras corporales que brinden un mejor desempeño según la disciplina deportiva practicada y en deportes por equipo la posición idónea según este morfotipo. Por otra parte, los psicólogos son los responsables de todo el manejo mental antes y después de una competición, son aquellos que llevan las riendas para que los atletas entiendan, que cuando ganan no son los mejores del mundo y cuando caen derrotados no es una pérdida universal.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Ya el deporte dejo de ser una actividad física reglamentada, en donde los que participan son seleccionados de manera empírica, para convertirse en una actividad sistemática, planificada y organizada en donde gracias al hábito de utilizar las ciencias aplicadas al deporte, se orienta a los participantes a obtener las mejores condiciones físicas y mentales para el desarrollo de su práctica, asegurar el éxito deportivo y entender los beneficios sociales que el éxito trae consigo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

El hábito de recordar los sueños

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El día tiene 24 horas de las cuales se recomienda tomar un mínimo de 8 horas para dormir y poder descansar apropiadamente, debido a eso pasamos un poco menos de la mitad de nuestras vidas durmiendo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pero esto no significa que el dormir es tiempo perdido, pues además de recuperar las energías que gastamos y de cumplir en este estado una cantidad importante de procesos metabólicos para el buen funcionamiento del organismo, los científicos han demostrado mediante experimentos que: “En el período REM, la respiración se hace más rápida, irregular y superficial, los ojos se agitan rápidamente y los músculos de los miembros se paralizan temporalmente. También, el ritmo cardíaco aumenta, la presión arterial sube, los hombres experimentan erecciones y el cuerpo pierde algo de la habilidad para regular su temperatura”. Y adivina que, es en este periodo donde se tienen las experiencias oníricas o los sueños.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

Esto quiere decir que el cerebro esta simulando, sonidos, imágenes y sensaciones de una manera tan precisa que pareciera que es la vida real,  pero sucede que al despertar son pocas las mañanas en las que podemos recordar lo que paso. Con suerte los recuerdos son vagos, extraños y acompañados de una sensación de olvido la cual generalmente nos resignamos a remediar y así comenzamos el día: ignorando todo lo que allí pasó por que no estamos habituados a recordar nuestros sueños, que son nuestra ventana personal al mundo interior.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][prkwp_spacer size=»20″][vc_column_text]

Todas las noches producimos nuevos sueños, pero son pocas las veces que los recordamos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Muchas personas suelen creer que no sueñan o que sueñan muy poco y la verdad es que todas las noches producimos nuevos sueños, pero son pocas las veces que los recordamos y por eso nos interesa cultivar este hábito de recordar los sueños.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Habituarnos justo al despertar a dar unos minutos para recapitular únicamente las experiencias oníricas, dejando a un lado todas las preocupaciones que nos hacen olvidar nuestros sueños, como por ejemplo pensar en que vamos a desayunar o como nos vamos a vestir, nos ayudará a recrear en nuestra memoria las experiencias. Este hábito hace que progresivamente podamos recordar con más detalles, más profundidad e intensidad nuestras aventuras, allí donde podemos volar, hablar con seres mitológicos, sentir que viajamos en el tiempo e incluso, en algunos casos, obtener respuestas a nuestras inquietudes o premoniciones del próximo número de la lotería.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Existen también técnicas para antes de acostarse a dormir y se trata de poder programar la mente a tu voluntad, la idea general de esta técnica es ordenarle a la mente que vamos a recordar. Cuando estés a punto de dormir debes comenzar una cuenta regresiva del numero treinta al cero, en forma lenta para relajar la mente y estimularla para soñar.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Al despertar algunos personas no solo se conforman con el habito de recordar tranquilamente lo que paso, sino que se dan el tiempo para escribirlo en una pequeña libreta que se encuentra estratégicamente al pie de la cama o en la mesita de noche, pudiendo guardar el recuerdo durante mucho más tiempo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Mucho éxito y felices sueños.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

El importante hábito de sonreír

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Quizá muchas veces te has encontrado con personas que te hacen el día, en algunas oportunidades incluso lo logran sin mediar una palabra. A veces es necesario compartir únicamente la expresión más genuina y difícil de imitar, la sonrisa.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]La sonrisa puede funcionar bajo el principio “como te ves, te sientes”. Sonreír es un indicio de que eres feliz ¿Cierto? Sin embargo, el secreto de adoptar el hábito de sonreír es simplemente eso: sonreír, y una vez que logras hacer tuyo este hábito podrás sentirte mejor contigo mismo, tu organismo reaccionará de manera más efectiva ante situaciones adversas y le agradarás más a las personas alrededor de ti.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][prkwp_spacer size=»50″][vc_column_text]

La idea es sonreírle a la vida y ella nos sonreirá de vuelta

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Algunas veces tendemos a ser un poco caradura ante la vida, pero la idea es sonreírle y esta nos sonreirá de vuelta. Empero, antes de dejar a un lado la adopción de este hábito debes considerar lo siguiente:[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Una sonrisa puede ser un reforzador de energía, es la reacción que tiene tu cuerpo ante un sentimiento de felicidad, alegría y disfrute. El simple hecho de sonreír, aun cuando no sea una reacción espontánea, y no se presente ante situaciones chistosas o placenteras, generará en tu organismo reacciones similares. Sonreír es un imán de la interacción social, envía una suerte de señal de paz a los otros, y es más probable ser aceptado en un grupo social; imagina nada más conocer a una persona que de lleno se presenta con una sonrisa, es como recibir una tarjeta de presentación colorida y llamativa, en cambio si te llegan con una cara plana o neutra esto no generará tanta atracción para ti.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text] Sonreír no solo te hace sentir mejor, también permite que otras personas se sientan bien contigo, con el momento que comparten y en resumen, genera muy buenos recuerdos. Las personas que sonríen son más carismáticas y atractivas. Y ten en cuenta que las sonrisas son contagiosas, entonces si acabas de estar con una persona sonriente, el efecto placentero de haber compartido con ella perdurara incluso cuando ya no estén.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Desarrollar el hábito de sonreír constantemente es realmente una capacidad adquirida con la práctica. En un principio es posible que tu sonrisa se vea forzada y fingida, se sentirá también algo incomoda, pero poco a poco comenzarás a sentirte mas relajado y cómodo, eventualmente tu sonrisa saldrá de manera natural y te sentirás increíblemente bien.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] El paso más sencillo para incursionar en este hábito es sonreír en agradecimiento a las personas que te prestan un servicio o te hacen un favor. Lo siguiente es sonreír a tus compañeros de clases, de trabajo, a tu jefe o profesores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text] Sonreír en un habito positivo, es el resultado de una visión optimista de la vida, si practicas el optimismo en varios puntos y contextos de tu vida entonces tu sonrisa saldrá de manera más natural a medida que avanzas en el proceso.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]En cuanto empieces te darás cuenta de lo fácil que es sonreír y lo difícil que es dejar de hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

SONRIE.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

La rutina: el hábito que nos ponemos todos los días

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Te levantas, vas al baño, te cepillas los dientes, te estiras, desayunas generalmente lo mismo, te bañas, te vistes, sales a trabajar o a estudiar. Indiferentes al orden, ¿no son nuestras mañanas terriblemente iguales?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]

Podemos responder que es una cuestión de tiempo. Es más fácil generar una rutina y apegarse a ella que improvisar: «¿Y si hoy, en medio de la uniforme semana, me preparo un par de dulces panquecas y salgo de mi rutina? ¿Agarraría más cola camino al trabajo?  ¿Tendría que escuchar otra vez a mi jefe explicar que él me paga cada minuto de las ocho horas de trabajo? Mejor no hago las panquecas y continúo mi día, como hago todos los días.»

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][prkwp_spacer size=»20″][vc_column_text]

Debemos dejar de ver las pequeñas cosas como actos rutinarios recorridos con ojos ciegos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pareciera que la rutina nos ayuda con la efectividad de actividades que, en una situación ideal, sustituiríamos por trabajo, estudio o recreación. ¿Recuerdas cuando, de pequeño, te fastidiaba comer y bañarte?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Sin embargo, lo que sentimos por nuestras rutinas diarias no es aborrecimiento infantil, sino indiferencia. Pasamos por alto una cantidad impresionante de horas en nuestro día y entramos en lo que se llama «automatismo». Al tener nuestra atención enfocada en dos o tres actividades perdemos la noción de continuidad y terminamos recordando solo los grandes acontecimientos. Pero, ¿qué pasa con las hojas cayendo del árbol sacudido por el viento? Debemos dejar de ver las pequeñas cosas, o los tránsitos, como actos rutinarios recorridos con ojos ciegos por el futuro que no llega aún.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Propongo que cambiemos el hábito de rutina que nos ponemos todas las mañanas, por un hábito más fresco y menos uniforme: el hábito de vivir con plenitud. ¿No les ha pasado que un día, sin razón aparente, lo más natural y cotidiano del mundo les causa una sensación de extrañeza?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

A mí me pasó una vez, con mi gato: lo vi sentado en el piso y me pareció que era imposible que un animal tan extraño existiera de verdad, y me pregunté por qué tenía cola, por qué se sentaba sobre sus patas traseras, por qué tenía orejas, nariz y boca tan raras. Esa sensación de extrañeza es el cuerpo, el ojo, advirtiéndonos que estamos pasando por alto muchas cosas de nuestro día a día.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Hay que comenzar por la salida del sol: al despertar estirarnos con gusto y sin prisa, porque si no tratamos bien a nuestro cuerpo ¿quién lo hará? Variar el desayuno es ideal, así tomemos un plato de cereal: que un día sea con cambur, otro con fresa, otro con miel y así.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Recorrer con curiosidad el camino que recorremos todos los días, quién sabe qué cosas nuevas o interesantes hemos estado pasando por alto todo este tiempo: algo que me ayuda mucho es fijarme en los árboles o las nubes, ellos cambian todos los días.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¡No hay que dejar que el tiempo nos intimide y hay que animarnos a ver el mundo moverse y transformarse!

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Pin It on Pinterest