Mañana es el día de las madres: ¡Sal de la rutina!

El día de las madres resulta ser un día diferente y especial en todo el mundo. A pesar que se celebra en distintas fechas según el país, la celebración de este día se remonta a la costumbre griega donde se le rendían honores a Rea, la madre de Poseidón,  Zeus y Hades. Los romanos también tenían su día de la madre que era el 15 de marzo.

El día de las madres resulta ser un día diferente y especial en todo el mundo.

La mayoría de países de América Latina tienen el hábito de celebrarlo el segundo domingo de mayo, con contadas excepciones como El Salvador, Paraguay, Bolivia, Nicaragua y República Dominicana que lo celebran otros días de este mismo mes y Argentina que lo celebra el tercer domingo de octubre.

La esencia de este día es honrar y celebrar por todas las madres y mujeres del mundo, aquellas que día a día lo entregan todo por sus hijos, estén estos grandes o chicos, lejos o cerca. Para ello se acostumbra a regalarles algo excepcional durante este día. Veamos acá cuáles son los regalos más trillados en el día de la madre, a la vez que te daremos unas opciones para que rompas los hábitos en esta fecha.

Los regalos más trillados y aburridos que puedes regalar a tu mamá:

  • Sartenes y ollas
  • Electrodomésticos
  • Envases para guardar alimentos (bien sea los tradicionales de     plástico o los última generación de vidrio)
  • Una comida donde sea ella la que termine arreglando la cocina.

Por supuesto, cada regalo debe ser estudiado en base a la personalidad y necesidad de la persona a quien va dirigido, lo que no significa que si tu mamá necesita a toda urgencia una lavadora no se la puedas regalar. Sin embargo, te invitamos a que pienses en estas opciones que seguro la sorprenderán:

  • Si tu madre es amante de la tecnología podrías intentar regalarle un teléfono inteligente, una tableta, una cámara digital, altavoces, un monopod para selfies o un video juego para su pc o cónsola.
  • Si su personalidad es un poco más tradicional podrías invitarla al cine o ver con ella una peli en casa. Por lo general, la mayoría de las mamás tienen años sin hacerlo y se divierten mucho.
  • Si tu madre es un poco más moderna y atractiva ¿has pensado en regalarle ropa interior? ¿ropa deportiva? ¿algún collar que esté a la moda? ¡Atrévete! Estoy segura que no se lo imaginará.
  • Por último, si tu madre es de aquellas que trabajan sin parar, en la oficina y en casa, día y noche, la visita a un spa, un pequeño viaje, un concierto o sacarla a bailar sería lo indicado.

Solo tú sabrás cuál es el mejor regalo para tu madre, pero eso sí, intenta que vaya acompañado de unos chocolates, flores, una carta escrita a mano y un gran abrazo… esto es lo que nunca falla.

Aprovecha esta oportunidad y sal de la rutina; más que cosas regálale momentos y diversión. Te lo agradecerá.

Complacer a los demás para sentirnos queridos se vuelve un hábito

Desde que  salimos del vientre de nuestras madres somos dependientes de otros para sobrevivir. Nacemos como seres dependientes. Venimos al mundo como pequeños seres indefensos que necesitan ser alimentados y cuidados por otros. Poco a poco nos vamos desprendiendo de nuestras dependencias a medida que pasa el tiempo. Comenzamos a crecer y convertimos en adultos. Sin embargo, hay vínculos que nos rehusamos a dejar atrás. Nos cuesta trabajo sentirnos libres y felices por nuestra propia cuenta. Estos vínculos que nos mantienen atados van desde complacer a nuestras familias y amigos hasta complacer y aguantar todo tipo de maltratos de nuestra pareja. Complacer a los demás para sentirnos queridos se vuelve un hábito.

Muchas veces dejamos que el amor a nuestra familia o pareja nos sobrepasen, dejamos que este amor que se basa en estar acompañados nos exceda. Dejamos que nuestra felicidad dependa de los demás. Nos olvidamos de amarnos a nosotros mismos y olvidamos dedicarnos a  nosotros. Nuestra vida se convierte en lo que somos cuando estamos con otras personas, ya que sin ellas nos sentimos vacíos. A veces, esto nos absorbe hasta el punto de estar deprimidos cuando nos encontramos solos y en algunos casos es necesario ir a terapia con un especialista. El apego excesivo puede ser un hábito que nos lleve a una muy profunda depresión.

En el equilibrio está el secreto de la felicidad.

 

Amémonos primero a nosotros y luego a los demás.

Mantener el equilibrio apropiado en nuestras vidas puede ser una tarea sumamente complicada. Sin embargo, no es imposible. Nuestra naturaleza nos hace querer interactuar con otras personas, queremos desesperadamente sentirnos amados y sentir que no estamos solos. Todo esto es normal en el ser humano. Pero, debemos ser cuidadosos y no dejar que el amar a los demás por encima de nosotros mismos se convierta en un hábito. Hay quienes están tan hundidos en este hábito de dependencia a sus parejas y familia, que cuando se encuentran solos entran en depresión. Los casos más comunes, aunque no los únicos,  suelen ser el apego de los hombres a sus madres y de las mujeres con sus parejas.

 

En el equilibrio está el secreto de la felicidad. Amemos, compartamos, riamos, interactuemos y seamos felices con el cariño de nuestras familias y parejas, pero, no en exceso. Amémonos primero a nosotros y luego a los demás. Quien no se ama y valora a sí mismo no podrá saber jamás como se siente el verdadero amor, en cambio, tendrá dependencias toda su vida. Amemos con mesura. Debemos dejar de ver a la soledad como nuestra enemiga. Estar solo puede ayudarnos a reencontrarnos con nosotros mismos, a conocernos y a amarnos por quienes somos.

… que se vuelva un hábito ser feliz

Vivimos en un planeta con más de siete mil millones de habitantes y aun así podemos llegar a sentirnos solos. En esos momentos de soledad debes recordar que te tienes a ti mismo, y que eres una persona valiosa y llena de virtudes. Amemos, pero no pongamos nuestra felicidad en manos que no nos pertenecen. Somos los únicos capaces de hacernos felices, que se vuelva un hábito ser feliz. Somos lo que queremos ser y no quienes quieren que seamos. Todo en exceso nos daña, incluso, el amor o lo que creemos es amor.

6 hábitos que te ayudaran a vivir feliz

En la vida siempre estarás expuesto a una serie de situaciones que te harán cuestionarte ¿realmente puedo vivir feliz?.  Sin duda el concepto de felicidad está presente en la mente de las personas, pero en algunas de manera errónea. Es así que ésta puede ser condicionada muchas veces a una serie de requisitos superficiales que están muy lejos de lo que podría considerarse la verdadera felicidad. Pero, no te preocupes, si sientes que has perdido la brújula, aquí te dejamos seis consejos para hacer más agradable este estado que está en ti y ahora mismo.

 

Escoge ser feliz antes de pensar en cómo llegar a serlo

Ser feliz es una elección no una condición o meta, puedes escoger este momento como uno de los más felices de tu vida, si así tu mente lo desea. La vida es tan corta como para perder el tiempo buscando un modelo de felicidad que vaya contigo para recién aplicarlo, toma las riendas tu vida y elige sentirte bien.

 

Cambia el chip: el éxito no es la felicidad

Las presiones culturales convierten al éxito ya sea académico, económico laboral en lo más importante y en vez de ayudarnos, puede frustrarnos ya que los resultados no podrían ser los esperados. El dinero, los lujos y las banalidades no hacen  la felicidad; es en realidad  como en el camino vas acumulando agradables experiencias.

 

Mantente al lado de personas positivas y felices

Todos conocemos a alguien que siempre tiene una sonrisa en el rostro, con buenas vibras y con un mensaje optimista, y si no, pues es momento de que te rodees de gente así, pues la energía que llevan consigo se transmite. La gente positiva, alegre y entusiasta nos contagian de lo suyo y nos motivan.

 

Vive el ahora

Por más sencillo que parezca, el enfocarse en el hoy, en el momento presente, es muy importante. Muchos lo dejamos pasar porque nos proyectamos hacia el futuro o nos sumergimos en el pasado doloroso que nos quita la felicidad. Es importante tomar consciencia  de que el momento para ser feliz es ahora mismo, que no existe otro más y qué puedes explotarlo al máximo en actividades que te llenen de júbilo y esperanza.

 

Realiza una actividad física

Si has oído “mente sana cuerpo sano”, pues no es solo una simple frase, puesto que  ambas son un complemento vital para llevar un equilibrio. El ejercicio relaja la mente y es bien sabido que una mente sana, piensa siempre positivo y valora cada detalle que da la vida convirtiendo cada oportunidad de actividad en algo orientado a la felicidad. Al mismo tiempo fomenta el bueno humor y mejora la concentración para resolver problemas de manera positiva.

 

Ayuda a los demás

Una de las cosas más hermosas de la vida y que proporciona satisfacción y felicidad, es ayudar a ser felices a los demás,  Hay detalles que para muchos pueden parecer insignificantes incluso para ti, pero siempre habrá personas que sabrán valorar un apoyo y agradecerá todo buen gesto que parta de ti. La alegría de ver otro rostro feliz gracias a ti no tiene precio y sí reconforta muchísimo.