Esclavos de nuestros hábitos

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Inquietud, angustia y temor. Estos son solo algunos de los principales síntomas causados por la ansiedad. Y bien, actualmente, ¿Quién no se siente atacado por este estado emocional llamado ansiedad? Vivimos a diario de un lado a otro, algunos presionados por su formación académica y otros por la vida laboral. Como seres humanos compartimos una misma preocupación: tener tiempo libre. Estamos siempre a la espera del mañana, del fin de semana o de las vacaciones para lograr un pequeño respiro. Poco a poco estos estados de estrés continuos que conforman nuestro día a día, nos conducen a estados de ansiedad que pueden ir desde sentir angustia hasta sentir que podemos morir en cualquier momento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]La ansiedad, no es más que un estado emocional que nos hace perseguir el mañana, olvidando así nuestro más preciado momento: el presente. Además de los hábitos cotidianos, entre ellos el trabajo y los estudios, las redes sociales también constituyen un gran factor para incrementar este estado emocional. En la actualidad, la mayoría de los seres humanos compartimos adicciones en cuanto a teléfonos, computadores y televisión. Hemos convertido a las redes sociales en hábitos que constituyen nuestro tiempo libre. Pero, en realidad, si dedicamos todo nuestro tiempo libre a las redes sociales y aparatos electrónicos ¿Cuándo tenemos tiempo para nosotros?[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_empty_space height=”70px”][vc_column_text]

Como seres humanos compartimos una misma preocupación: tener tiempo libre

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Somos esclavos de hábitos dañinos. Muchos nos preguntamos ¿Cuál es la solución? Pues, la solución se encuentra en cada uno de nosotros. A pesar de que los fármacos con una prescripción psiquiátrica pueden llegar a ser de mucha ayuda, lo mejor es mejorarlo paso a paso. Algunos de los pasos más importantes para mejorar esta condición son: tomar en cuenta que el presente forma parte de nuestra vida y que el futuro siempre se encontrará lejos, dedicar unos minutos del día para sí mismo, bien sea con ejercicios, lecturas o con pequeños viajes planeados.

La solución está en nuestras manos

Se estima que una de las herramientas más efectivas para controlar la ansiedad es el amor. Dedicarse a la pareja, e incluso, tener relaciones sexuales disminuye la ansiedad causada por nuestros hábitos. Y para aquellos que formamos partes de la comunidad solitaria no se preocupen, porque también la dedicación a la familia o un respiro con nuestros amigos puede ayudar a relajarnos.

 

La solución está en nuestras manos. Detenernos  un minuto y contemplar el presente con la dicha de estar vivos disfrutando un momento más junto a las personas que amamos, mejorará cualquier situación de ansiedad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]