El hábito esencial de la perseverancia

La palabra perseverancia puede parecer un tanto rotunda, pero no resguarda más que aspectos positivos que debemos integrar en nuestro día a día. Por ello, es fundamental inmiscuirla en nuestra vida como un hábito para lograr todo aquello que deseamos y merece nuestro esfuerzo.

Es cuestión de esfuerzo, constancia e insistencia

El  concepto de perseverancia debe ir ligado a nuestra visión a futuro, nuestras metas y ambiciones.  Porque debemos aclarar que no es suficiente concebir una idea si no la llevaremos a cabo, y allí es donde entra este excelente hábito que todos debemos seguir fielmente para alcanzar lo que nos propongamos.

Es cuestión de esfuerzo, constancia e insistencia. Muchas veces no será fácil o rápido el conseguir lo que queremos, pero precisamente es por eso que debemos trabajar constantemente en pos de nuestro futuro y seguramente veremos nuestro progreso a la fecha. Es por ello que este importante hábito nos ayudará a superar todas las dificultades que se nos puedan presentar y más que solo ahínco, también necesitaremos en la conformación de este hábito, el aprender de nuestros errores para no cometerlos nuevamente.

 

Así como es igual de importante el nutrirnos de todo aquello que no sabíamos y aceptar consejos y sugerencias de terceros, también lo es el tener siempre un criterio propio con respecto a la meta a la que se desea llegar y cuáles son los métodos que uno puede considerar más factibles para llegar a dicha meta.

 

Para que nuestra ambición crezca y este hábito se conserve y fortalezca, podemos siempre abogar en nuestra memoria por los logros ajenos como punto de referencia. Desde algún familiar que ha logrado perder peso, hasta algún amigo que se ha graduado y hoy día tiene el trabajo de sus sueños.

Nada nos impide pensar en grande. Si Neil Armstrong llegó a ser el primer hombre en pisar la luna, tú puedes realizar aquel viaje que tanto has anhelado, por ejemplo. Lo importante que debes recordar es que esto no debe quedarse solo en palabras e ilusiones, ni en unas simples ganas de. Porque Armstrong tuvo que pasar por muy arduas pruebas realizadas por la NASA, y como podrás imaginarlo su perseverancia lo llevo a este logro mundial.

Como bien dijo el escritor francés:

Todo lo que una persona puede imaginar, otras podrán hacerlo realidad.
Julio Verne

No permitamos que el punto decisivo de esto sea a causa del poco compromiso con nosotros mismos o la falta de perseverancia. Debemos salir de nuestra zona de confort y arriesgarnos en la toma de decisiones, dado a que esto es primordial para el crecimiento personal.

 

Practicar esto como un hábito consiste en abarcar desde situaciones comunes o rutinarias, simples por asídecirlo, hasta aquellas situaciones de mayor importancia o complicación. Lo realmente importante es no dejar pasar excelentes oportunidades por no tener la ambición, destreza o energía suficiente, por eso te recomendamos que tomes este concepto entre tus brazos y lo conviertas en un hábito para toda a vida, para una mejor y satisfactoria vida.

¿Por qué los hábitos son tan importantes en nuestras vidas?

Hemos escuchado infinidades de veces la importancia que tiene crear hábitos para llegar a tener una vida mucho más efectiva y exitosa. Sin embargo, quizá muchos no tengamos muy en cuenta a qué hace referencia el término. La palabra hábito posee varios significados, sin embargo, en ésta ocasión nos enfocaremos en el uso más popular que se le ha dado a dicho término: el hábito está asociado a la costumbre o rutina que realiza una persona.

Ahora bien, seguro te preguntarás el por qué los hábitos son tan importantes para nuestras vidas, esto se debe a que tienen una gran repercusión en la cotidianidad, y así como existen unos hábitos positivos que pueden ser propulsores para que tengamos una vida exitosa, también existen negativos, los cuales traen como consecuencia resultados de su misma índole.

Los hábitos tienen una gran repercusión en la cotidianidad

Es por ello que debemos ir en búsqueda de hábitos que nos beneficien y nos hagan tener una vida mucho más amena y agradable. Sin embargo, hasta ahora no se ha resuelto la gran interrogante, ¿por qué los hábitos son tan importantes en nuestras vidas?.

 

La respuesta a ésta interrogante es sumamente sencilla, tanto que se puede reducir a una sola palabra “automatización”. Esto quiere decir que después de repetir una actividad varias veces, nuestro cerebro la internaliza y comenzamos a practicarla sin pensar e incluso sin esforzarnos, es decir, de forma automática.

Los hábitos nos ayudan a automatizar actividades en nuestras vidas

Cuando una persona adquiere buenos hábitos, o mejora aquellos que ya estaban preestablecidos en su cotidianidad,  se acerca más a poseer una vida exitosa. Claro está, que además de preocuparse por adquirir o mejorar los hábitos, también debemos aprender a identificar y eliminar hábitos negativos para nuestra prosperidad.

Para comenzar a crear hábitos sólo debes pensar en el tipo de costumbre a crear y definir la actividad que desees, puede ser hacer actividad física, leer un libro, levantarte a una hora específica, escribir o investigar sobre un tema de tu interés, etc. Evalúa tu rutina, haz una lista de las actividades que realizas y comienza a desechar de ella lo que no ayudará a conseguir tus propósitos, tus metas.

La perseverancia debe ser premiada

Debes tener en cuenta algo muy importante: la perseverancia debe ser premiada; establece un rango de tiempo de 30 días para realizar ésta nueva actividad siempre a la misma hora, una vez culminados los 30 días, recompénsate por hacer las cosas bien, muéstrate a ti mismo que tanto esfuerzo vale la pena. Esto puede ser, por ejemplo, con una actividad o una comida que resulte placentera para ti.