Nuestros Hábitos Lectura

Un hábito sano e intelectual: leer

Levantarte, cepillarte los dientes, lavarte la cara, mirarte al espejo, un nuevo día. Probablemente esto es lo que hacen todas las personas en las mañanas al salir de la cama, una rutina que se hace constante, como ir al mismo bar con tus amigos por unas bebidas, o ir al cine que tanto te gusta, ese no sé qué que te enamora. Hábitos que hacen que nos sintamos en nuestra zona de confort, que encontremos paz y comodidad al cien. Nuestro día a día está lleno de ellos, nos acompañan aunque no siempre nos demos cuenta.

Leer es uno de los hábitos más satisfactorios y fantásticos que hay, puedes adentrarte dentro de una historia y sentir como se sienten los personajes e identificarte con ellos. Como dice un dicho por ahí; puedes vivir mil vidas antes de morir. Leer no solo te abre las puertas a historias de diferentes géneros sino que incrementa tu bagaje cultural. Podrás tener más temas de conversación cuando hables con alguien, y sinceramente una persona que lee es más atractiva frente a los demás, un punto extra.

Leyendo, puedes vivir mil vidas antes de morir

Lo importante del mundo de la literatura es elegir un tema que les guste. Cuando se lee un libro debe ser algo que los atrape, que los cautive para que así no solo la lectura sea amena sino para que puedan terminar el libro completo.

 

Al leer como un ermitaño empiezas a desarrollar otras habilidades que es muy posible que no poseyeras antes, como por ejemplo, tu vocabulario incrementa y empezaras a utilizar palabras que no utilizabas cuando entablabas una conversación con alguien. A muchos de los lectores también les provoca escribir al haber incorporado varios libros de diferentes temas a su bagaje cultural, al sentirse más cómodos con un género que con otro y haber encontrado su punto perfecto. Les nace escribir sus propias historias, sus propios escritos, sea desde una novela romántica a un poema de muerte.

Disfrutar de la lectura es un hábito sano e intelectual

Si no tienes el habito de la lectura en tu vida puedes empezar con lo mas cotidiano: el periódico, o en artículos que se encuentran en las redes sociales sobre infinidad de intereses. También puedes empezar por los libros clásicos: El principito de Antonie de Saint-Exupéry, Un clásico latinoamericano de Gabriel García Márquez o Cien Años de Soledad. Estos son solo unos ejemplos pero siempre recuerda leer algo que te guste, así no sea popular, eso es lo de menos.

No necesariamente debes leer todos los días, es bueno que siempre vayas a tu ritmo y sin presiones, disfrutar de la lectura es un hábito sano e intelectual. Anímate a conocer el universo de historias que esperan por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.